Si funciona, Cambialo




Con el año nuevo todos nos planteamos algunos cambios, de hábitos, rutinas, costumbres, incluso un cambio más radical, de vida. Cambiar es según el diccionario de la real academia de la lengua dejar una cosa o situación para tomar otra y renovar, convertir o mudar algo en otra cosa, frecuentemente su contraria, y renovar es dar nueva energía a algo o transformarlo. Se dice que hay que renovarse o morir pero también que el afán renovador cambia malo por peor.



Con esta introducción presentaban el libro “Si funciona, cámbialo. Como innovar sin morir en el intento” de Franc Ponti y Josep María Ferrer el domingo pasado en el programa No es un día cualquiera de RNE 1.

El libro aboga por innovar incluso cuando vivimos en la cresta del éxito y los autores sostienen que hay que superar el miedo al cambio. Defienden la aventura creativa y la pasión por innovar tanto en los aspectos personales como en el entorno laboral y las relaciones sociales.



Tras la presentación se dio paso a una tertulia con algunos colaboradores que expresaron algunas ideas interesantes que vamos a recoger en esta entrada ya que pensamos pueden servirnos también para reflexionar sobre nuestros negocios y para nosotros mismos en el plano personal.

¿Renovarse o morir ?
¿Lo que funciona es mejor no “meneallo” o todo lo contrario?
Es mas fácil plantearse cambiar que cambiar de verdad.
¿Porque nos hacemos propósitos como este al empezar el año?.



No todo el mundo quiere cambiar de vida , pero reflexionar como somos para cambiar algún aspecto de nuestra vida siempre viene bien.

Renovarse: queramos o no, lo cierto es que nos renovamos, somos seres temporales y vamos cambiando en todos los aspectos de nuestras vidas, el asunto es como reorientar eso. Hay que renovarse de vez en cuando, hay que hacerlo y saber qué hay que dejar atrás, es una cuestión nuestra dejar atrás ciertas cosas que nos hace mas libres y vivir mejor.



Reinventarse: buscar nuevas posibilidades en la vida de uno, en la manera de ver las cosas, en el comportamiento, etc., Plantearnos nuevas cuestiones para ver nuevas perspectivas y nuevos horizontes, cuando uno se hace nuevas preguntas las respuestas son diferentes, nuestro pensamiento cambia y nos ofrece otras posibilidades.

En otras épocas históricas no era tan necesario los cambios, pero vivimos en una época liquida, el mundo cambia muy deprisa, entonces creemos que si no cambias tu te van a cambiar los demás. Vivir es cambiar y morir es estarse quieto.



El problema del cambio es el propio miedo al cambio. No se tiene que tener miedo a cambiar, tenemos miedo por que nos hemos instalado en una zona de confort, aunque no estemos bien, como es conocida, al menos sabemos como afrontarla. El miedo nos atenaza y no nos deja cambiar.

Cuando llegas arriba de una montaña solo tenemos una posibilidad, bajarla, tanto si fracasas como si tienes éxito, hay que cambiar. No tenemos que tener tanto miedo a equivocarnos.



De vez en cuando hay que pararse y reflexionar, sino la inercia hace que nos dejemos llevar y eso puede ser fatal.

Para cambiar hay que querer cambiar

Tenemos que cambiar y asentarnos por dentro para poder afrontar el cambio exterior, para ser seguros en ese cambio, si no cambias por dentro todas los pensamientos que tienes se destruyen y sólo son propósitos.



Los hábitos firmes son buenos pero hay que tener flexibilidad,

Se puede empezar a cambiar con pequeñas rutina que se van haciendo habituales y dan paso a otras de mas envergadura. Para subir una escalera hay que subir primero un peldaño.

En nuestra vida cotidiana o rutinaria, uno encuentra barreras, o inconvenientes. Primero te desesperas, refunfuñas, pero eso te hace buscar un camino alternativo que a veces puede darte una solución mejor de como lo hacías antes.



Hay que ser prudente, y saber que valores tenemos.

Auto provocarse es buen, para saber a donde puede uno llegar. Valorar las creencias arraigadas que nos esclavizan, para llegar a nuevas respuestas.

Cuando andas ligero de equipaje es mas fácil cambiar. Si tienes una familia, una casa, un coche, etc., te atan muchos mas lazos que hacen mas difícil el cambio.

Cuidado con el éxito. Una de las cosas que dicen los autores en el libro es que es que es mas difícil gestionar el éxito que el fracaso. Cuando se tiene éxito es el momento de repensar, es el momento mas peligroso, porque el éxito nos amuerma, nos engorda, nos hace complacientes, soberbios.



El éxito es muy peligroso, ya que nos hace perder las ansias por superarnos, por esforzarnos. La mayoría de las personas cuando tienen éxito creen que lo saben ya todo y ahí empieza su fracaso. El éxito es momentáneo y mantenerse es estar siempre luchando e innovando para seguir ahí.

Vivimos en una sociedad que penaliza el fracaso, y se aprende mas del fracaso que del acierto. Cómo gestionamos un error favorece que el éxito se produzca a nivel personal. No tenemos que tener tanto miedo a equivocarnos.

Los videojuegos son un perfecta enseñanza, pues se puede empezar siempre desde el principio y corregir el error que se ha cometido, posibilidades que en otros ámbitos no se podrían realizar.

Los jóvenes hoy en día tienen miedo a emprender y cada vez mas gente, (se ha visto en esta crisis) quiere ser funcionario y tener un salario fijo ,aunque sea justo, todos los meses.



Las nuevas tecnologías son un ejemplo claro de renovación rápida y de como modifican nuestras vida.

Hasta aquí muchas de las frases y reflexiones que los participantes ofrecieron durante sus intervenciones. Como decíamos creemos que pueden sernos útiles a todos tanto en el plano personal como en el profesional en esta época en la que el que mas y el que menos se hace algún propósito de cambio de cara al nuevo año. Como conclusión nos quedamos con esta frase pronunciada al final por uno de los tertulianos:

“Hagas lo que hagas no te quedes en medio, pues entonces no vale para nada”.

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a la tienda multimarca Hostem en Londres diseñada por James Plumb

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter