Diseño en Gastronomía




Hace unos años estuvo de moda el “diseño” y parecía que todo lo nuevo y moderno era “de diseño”, como si todos los demás objetos que nos rodean no hubieran sido diseñados previamente, eso si algunos mejor que otros.



Cuando hablamos de diseño lo primero que nos viene a la mente es la moda, pero el diseño se extiende a todos los ámbitos de nuestra vida y hace ya tiempo que el buen diseño se ha ido incorporando a todos ellos, por lo que cualquier marca, empresario o comercio tienen que tenerlo en cuenta y aplicarlo correctamente a todas sus áreas de comunicación, ya sea el propio local, rotulo, bolsas, ropa de trabajo, pagina web, etc., y todos ellos tienen que comunicar el mismo mensaje que se quiera transmitir a los clientes, parte de esto ya lo comentamos en una anterior entrada llamada Coherencia.



Hasta no hace mucho tiempo todo esto que estaba muy presente en moda, pero no se tenia tanto en cuenta en los negocios relacionados con la alimentación y la gastronomía, debido quizá a que, como hemos comentado en otras entradas, muchos de sus productos son de necesidad y se consumen forzosamente.



Pero desde hace algún tiempo se viene produciendo un cambio gracias a esas tiendas y alimentos que llamamos Gourmet, que reflejan una calidad de producto superior al resto y que para demostrarlo se visten de etiqueta y cuidan no sólo el diseño de sus locales o mobiliario, también el de sus envases, envoltorios, etiquetas, graficas de las bolsas y todo lo relacionado con el diseño, elementos que tiene la función de informar y facilitar las cosas al cliente pero también la intención de seducir y hacer la vida mas agradable.



El producto que ofrecen no entra solo por la boca, la vista y el resto de los sentidos también se estimulan para que la experiencia sea completa y así están surgiendo locales cada vez más atractivos donde se conjugan el placer del sabor y la vista, dos sentidos íntimamente relacionados. Los mejores alimentos presentados de la manera más atractiva.



Hace unos años, cuando viajábamos al extranjero veíamos tiendas con un producto gastronomito cuidadísimo y una presentación excelente y echábamos en falta este tipo de establecimientos en nuestro país. Pues todo llega y a pesar de la crisis La tendencia a aunar productos 'delicatessen' con diseño de autor hace furor.



Ya comentamos en su día, por ejemplo Ponme Sucre diseñada por Francesc Rife que desde Asturias esta instalándose en muchas capitales de provincias.

Delipanific, dedicado a la panadería y bollería francesa, con sus tartas tatin, eclairs, macarons o mermeladas, está decorada por Andrés Mazuelas con tubos de aluminio marrón chocolate, que forman un biombo curvo que da movimiento al fondo de la tienda.

Isolee, del que tambien hemos hablado en otras ocasiones, decorado por Teresa Sapey y abierto en el corazón de los barrios de Chueca y Salamanca, tiene aspecto neoyorquino, todo blanco con toques rojos y negros, grafismos sobre paneles, módulos transparentes y guiños gráficos típicos de la creadora.

Lavinia es obra de Antonio Peña, dicen que es la mayor tienda de vinos de Europa y copiando a su gemela de París. Acquafredda, de Nacho García de Vinuesa tiene el aspecto de una tienda de ultramarinos que haya sufrido un 'lifting'. Maderas claras, expositores ordenados y tubos de aire acondicionado y calefacción a la vista, con un resultado bastante industrial.




No es fácil para los profesionales acertar con estos locales. Son demasiados elementos en poco espacio, y deben estar claramente diferenciados y ordenados, pero supone una oportunidad de lucirse, experimentando con materiales, nuevas formas de división de zonas, aislamiento de ruidos y olores, juegos de luz...




Así que los fanáticos de lo especial, gastronómicamente hablando, están de suerte. Para estar a la última no se debe ignorar este nuevo concepto de tienda que ya prolifera por nuestras ciudades.

No es ya el recinto multiespacio, que también, sino el especializado en cualquier tipo de “delicatessen”, desde aguas sofisticadas, hasta quesos, pasando por frascos de vinagres que podrían ser de Cartier (por el precio o el envoltorio) o panes y vinos...



Y ahora que ya está implantada esta tendencia, se empieza a exigir algo más. Corners en una tienda no es nada nuevo, lo que si es novedoso es el gran numero de locales especializados en 'delicatessen', en caprichos gastronómicos o en productos muy especiales que cuentan con zona de degustación. Aquellos colmados con veladores de mármol, bisabuelos de estos espacios tan 'fashion' ya no sirven, ahora no interesan espacios anónimos, sino “de autor”.



Una barra, unas mesas o unos cómodos sillones, arropado todo con buena música, revistas, o wifi para trabajar mientras de toma algo ligero para reponer fuerzas o se degustan las especialidades del local. El espacio de restauración no está concebido como para ganar estrellas Michelín, pero sí para sentarse tranquilamente y probar los productos

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a las Delicatessen Restaurantes Fauchon diseñadas por Christian Biecher.

Fauchon es una empresa francesa nacida en 1886 que ha sabido adaptandose a los tiempos como se ve en su pagina Web y tiene tiendas y restaurantes en las más importantes ciudades del mundo.

2 comentarios:

  1. Pues yo fui gran fan de los establecimientos alimentarios de "diseño" sobre todo cuando viví en Londres, hace más o menos una década y ahora mi ultramarinos favorito es una salchichería alemana que está a dos manzanas de mi nueva casa que recibió su último lifting en los años 60 (y quizá me quede corto) pero que vende un producto estupendo con un servicio y una amabilidad de primera. Al final, lo que cuenta es el producto, el envoltorio no tanto.

    ResponderEliminar
  2. Squirrel. lo que esta claro es que la receta perfecta no la tiene nadie. Primordial es un buen producto, seguido de una buena atencion y para redondear vendido en un buen ambiente, pero con estos elementos, las opciones son infinaitas. para nosotros que nos dedicamos a ello, creemos que los tres deben ir a la par.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter