Expansion Asiatica

Enlazando con nuestra anterior entrada Oportunidades de Negocio hemos leido el articulo publicado por le diario El País hace una semana titulado “Autopista comercial Madrid China” que nos ha parecido muy interesante, en él se hace referencia a como el comercio oriental esta encontrando una situación idónea para su instalación en nuestro país (ya hemos comentado como al abandonar los autóctonos los negocios de barrios, ellos han sabido reinventarlos, y sacarles partido), pero sus pretensiones no se quedan ahí y después de los restaurantes y los bazares, se van diversificando. Ahora intentan abrir todo tipo de negocios. Empiezan a plantearse que el bajo coste cada vez es menos rentable, o que deben invertir en nuevas tecnologías y dar el paso a otro comercio: combinar el por mayor y las tiendas de ropa.



El Polígono Cabo Calleja (Fuenlabrada) donde cada semana se descargan 400 contenedores de 30.000 Kg de capacidad es la puerta por la que China entra en Madrid, y uno de los enclaves de la región que mejor ha resistido la crisis. De ahí salen los productos que llenan miles de tiendas al por mayor y mercadillos españoles. Lo que no mucha gente sabe es que estos contenedores vuelven a su país muchas veces cargados de mercancías autóctonas como el jamón serrano o botellas de aceite y vino, entre otros productos. (Oportunidades de negocio hay, siempre que sepamos comercializar nuestros productos y nos reconvirtamos en un país donde la producción, fabricación y diseño se haga mas importante).



En sus inicios, los futuros magnates chinos ahorraron trabajando a destajo en restaurantes y bazares. Luego se lanzaron a la venta al por mayor, donde el valor añadido no sólo venía de su esfuerzo en España, sino de la pujanza de su país de origen, con fábricas a toda máquina y productos entrando a granel por el puerto de Valencia. La estrategia, explica Ka Leung Chen, de la Asociación de Comerciantes Chinos en España (ACHE), ha sido evidente desde el principio: "Hay que comenzar con negocios que requieran poco desembolso inicial. Y luego, dar el siguiente paso". Subir de peldaño. El trabajador de los talleres textiles y el vendedor callejero de latas aspiran a ser propietarios; y el propietario, millonario.



Jesús Ruan, nombre occidentalizado con el que se presenta un pequeño empresario chino, dueño de un restaurante en Villaverde,(Madrid) suele explicar con una fórmula sencilla el secreto de su éxito: "Lo que pasa es que estamos acostumbrados a trabajar mucho más que el resto". Por una razón u otra, son el único colectivo extranjero que no ha descendido ningún mes en afiliación a la Seguridad Social desde que se inició la crisis. Y un tercio de los 19.000 inscritos en Madrid son autónomos: empresarios que, a su vez, contratan cada vez a más españoles. Según estimaciones del Ayuntamiento de Fuenlabrada, han generado en el municipio 2.000 empleos. Casi el 50 % de las plantillas de las empresas de Cobo Calleja están formadas por españoles, y no representan precisamente la mano de obra más barata, sino los que se encargan de relaciones comerciales y la atención al público.



Según comenta Jesús Ruan. "El secreto del comercio chino va a ser ofrecer mayor calidad. Cambiar la imagen de que sólo vendemos artículos baratos", explica Miguel, otro de los comerciantes asiáticos.



Es dueño de un local de venta de ropa al por mayor en la calle de Mesón de Paredes, y ya ha empezado a hacer los deberes: no se conforma con vender ropa destinada a los mercadillos, sino que busca diseños adaptados al consumidor europeo: el color de moda, el acabado... Ha decidido centrarse en el textil de calidad fabricado en Hong Kong, abandonando las ferias de Yiwu (en Zhejiang, la región de la que viene la inmensa mayoría de chinos en España), considerado el gran supermercado low cost del mundo, con un volumen de negocio de 28.730 millones de yuanes (tres billones de euros), según el último informe del Instituto Español de Comercio Exterior.



El mismo movimiento de sofisticación lo están impulsando muchos en Lavapiés. "Van buscando zonas abiertas al tráfico. Compran comercios tradicionales en la calle de Toledo y abren tiendas de moda", explica Manuel Osuna, presidente de la Asociación de Vecinos La Corrala, testigo de la expansión asiática. Y la misma búsqueda de la excelencia ha llevado a empresas chinas de Cobo Calleja a lanzarse a sectores más exigentes tecnológicamente. Un ejemplo es Bolma, que combina la producción de textil con luminarias y placas solares; o Extastar, dedicada a baterías, pilas y LED. Han aprendido cómo funciona el mercado español, reconocen las oportunidades, y los hijos de los propietarios ya no trabajan en tiendas: son abogados e ingenieros bilingües que nada más saludar reparten sus tarjetas de visita llenas de números 8, la cifra de la suerte china.



El éxito de los habitantes de Zhejiang en España ha hecho que el jamón, el vino y el aceite de oliva se pongan de moda entre las élites de esta provincia con 40 millones de habitantes, de los cuales en realidad muy pocos tienen dinero para dejar el cuenco de arroz. Por eso cada vez más empresas chinas tienen una división de exportaciones de alimentos españoles. Hoy son cerca de 600 las compañías nacionales con presencia allí, según el ICEX. De ahí que Xufeng a menudo vuelva a casa acompañado por comerciales españoles que buscan dónde fabricar a menor coste o colocar su carta de caldos. El círculo virtuoso se cierra.



Se trata de un tema complejo y que crea mucha controversia entre los empresarios. Ya tratamos el caso de una forma mas general en una anterior entrada, Comercio Minorista Oriental pero hay que estar informado de lo que esta ocurriendo para saber como se puede competir con este producto, por calidad, diseño y por lo que debería ser una de nuestros puntos fuertes: saber como comercializar en nuestro propio país y para nuestros conciudadanos.

Las imagenes que ilustran esta entrada pertenecen al Mandarin Oriental Hotel abierto recientemente en Paseo de Gracia Barcelona cuyo interiorismo ha corrido a cargo de Patricia Urquiola

6 comentarios:

  1. Fascinante! Efectivamente, el negocio va por ambos lados. Tengo un buen amigo cuya mujer, china de origen, trabaja para Melia, que se esta expandiendo (literalmente construyendo hoteles) por China con gran rapidez. Y como antiguo residente del centro de Madrid, doy fe de la paulatina transformacion del comercio chino, sobre todo el textil, en tiendas de cada vez mayor calidad e interes. Lo del poligono-chino de Fuenlabrada lo vi una vez en un programa de Telemadrid y alucine en colores, es impresionante.

    Bravo por Patricia Urquiola (y que ganas de zambullirme en la piscina del Mandarin Oriental de Barcelona).

    Y Feliz Anho Nuevo!!

    ResponderEliminar
  2. Ardilla, si, el negocio se da en las dos direcciones, lastima que una tenga mas carriles que otra. El otro dia leiamos tambien un articulo en el que se hablaba de lo poco que se ha potenciado siempre el "made in Spain" a pesar de que sin duda contamos con productos de mucha calidad que se venden o venderian bien fuera, y cuando se hace es mas a titulo individual que como pais. Es envidiable como otros paises tambien compuestos por estados, cantones, lands, autonomias o como quieran llamarse luego de cara al exterior y en beneficio comun se presentan como una unidad, (lo que les da mayor fuerza), llamense USA, Alemania, etc...Lastima que aqui no estamos por lo "la union hace la fuerza" y si por que los demas se aprovechen de lo de "divide y venceras".

    Lo de la transformacion del comercio chino es digno de estudio y aprendizaje.

    A cual de las dos piscinas te refieres? porque tiene dos, interior y exterior... Un bañito y luego coctel en bañador al borde de la piscina desde las alturas de Pº de Gracia no tiene que estar mal, no señor, nada mal....

    Feliz año nuevo again!

    ResponderEliminar
  3. Me gustan las dos (yo soy nadador de largos y largos de piscina sin parar) pero me quedo con la de la terraza. Y el vodka-tonic (con muuuuucho hielo) esperando a la salida.

    ResponderEliminar
  4. Un buen artículo, efectivamente estoy con vosotros en que ese afianzamiento de asiáticos en nuestra sociedad obedece a la misma evolución que hemos llevado a cabo y era evidente que llegaría el momento en que, como nosotros, no se conformaran con las empresas minoristas. Lo del polígono de fuenlabrada sí, es algo realmente espectacular.
    Escuché hace poco hablar a unos estadounidenses de esto mismo y ellos lo achacaban a una especie de colonización china que tiene el objetivo de una especie de monopolio. ¿Se trata de una exageración muy alarmista? Parece que algunos sostienen que no.

    El hotel fabuloso, espectacular sin lugar a dudas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Ardilla, pues nada, habra que organizarse una visita a BCN para primavera... ;-)

    Rem, si , parece como si de una invasion se tratase, quiza dentro de nada contemos en las principales ciudades españolas con autenticas Chinatown como en los USA, nunca se sabe.

    Un saludo

    Si te apuntas tu tambien a la excursion a BCN..quiza si somos muchos nos hagan un descuento, que no tiene pinta de ser un hotel baratito...

    ResponderEliminar
  6. Design lovers you have to meet this Brand. www.bocadolobo.com

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter