Restaurante Sexto – Madrid



A pesar de la crisis y el menor gasto en consumo el mundo de la restauración está en plena efervescencia en Madrid. Quizá nuestra idiosincrasia como país influido por un clima benigno hace que aunque poseamos menos dinero para gastar no renunciamos a salir, aunque eso sí, a sitios con una oferta más ajustada de precio a nuestras posibilidades.



No olvidemos que la tarta del gasto en restauración es una, y en este momento más pequeña, así que la apertura de nuevos establecimientos con éxito lleva a los menos competitivos, por precio o por ser espacios pocos seductores, al cierre, así que lo que se debe hacer si se posee uno de estos negocios es estar en constante movimiento. Ofrecer un buen servicio y continuas novedades a nuestra clientela para que esta no nos dé de lado. Por eso el sector de la restauración es uno de los más activos y está en continuo movimiento con nuevas aperturas, cierres y transformaciones de negocios.



Como ejemplo de esto que decimos os traemos hoy nuevamente uno de esos restaurantes “de moda” que están surgiendo como setas por el centro de nuestra ciudad. Y decimos “otro” porque todos ellos parece que tienen unos denominadores comunes: son locales con ambiente agradable y una cocina de mercado a buen precio (o eso es lo que en teoría ofrecen).



Se llama Sexto, como no podía ser de otra manera al estar situado en el número 6 de la madrileña calle de Fernando VI; en un histórico edifico de 1893 vecino del también histórico Palacio de Longoria, más conocido como sede de la SGAE, y a pocos pasos de la también de moda Dray Martina  o Mama Framboise, de la que ya os hablamos hace tiempo y que está de nuevo de actualidad tras otra reciente inauguración a la que también dedicaremos una próxima entrada.



Pero a lo que vamos, este nuevo establecimiento ocupa el generoso local donde estuvo la antigua discoteca Speakeasy y cuenta con dos plantas con ambientes diferenciados. El piso superior está pensado para desayunos, comidas y cenas formales mientras que el inferior se destina a bar – coctelería, aunque con la posibilidad de picar también algo ahí.



Diseñado por David Zafra, éste ha querido crear un ambiente contemporáneo, cálido y acogedor, en el que destacan los tonos grises, las paredes en ladrillo visto y la madera como material predominante tanto techos (vigas) como suelo, y por supuesto en el mobiliario.



Las instalaciones vistas y un pequeño jardín vertical en una de las paredes contribuyen a crear ese aire neoyorquino tan de moda y tan buscado en la actualidad por todos estos nuevos locales.

El mobiliario, procedente en su mayoría de Batavia, se compone de solidas mesas, sillas, taburetes y butacas en madera o en color blanco, y pertenecen en su mayoría a la firma danesa HAY, aunque también hay piezas de diseño de los Eames y algún sillón tipo “Chester”.



En cuanto a la iluminación, por el día la planta superior resulta muy luminosa gracias a los ventanales que dan a la calle Fernando VI y por la noche resulta más íntima gracias a las luces indirectas.



En la planta inferior, debido a su carácter más cambiante, se ha cuidado especialmente ese aspecto y su iluminación se complementa con unas desordenadas luces de fluorescencia  encima de la barra que contribuyen a crear esa atmósfera urbana y cosmopolita a la que aludíamos.



Como último detalle decir también que los camareros visten ropa de la firma Maguen 11:11. de cuya tienda os hablamos también no hace mucho.

En cuanto a la comida, ambos pisos comparten una carta mediterránea con productos frescos y platos caseros. Aunque a nosotros nos pareció correcto, quizá un poco elevado de precio, por las críticas que hemos leído a un sector del público parece llamarles más la atención por el espacio que por su cocina.


En resumen, aunque correcto y agradable no ofrece nada destacable o muy diferenciador, sobre todo en su cocina que debe ser como hemos comentado en alguna otra entrada la gran baza de cualquier restaurante.

2 comentarios:

  1. Usted restaurante parece fabulosa y me encanta todas estas fotos. Amor tu blog, por cierto, gran concepto y diseño!

    Tel Aviv restaurante

    ResponderEliminar
  2. La decoración del restaurante es impresionante y muy acogedora, parece que se trate más un hotel que de un sitio para comer la verdad, habrá que pasarse un día por ahí para ver si los platos están a la misma altura

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter