Mama Campo




Se dice que somos lo que comemos y es en gran parte cierto, así que deberíamos comer lo mejor posible, pero lo cierto es que comer bien no es fácil ni barato. Aunque sean una tendencia cada vez más en alza aun no resulta fácil ni económico incorporar productos naturales y ecológicos a la dieta diaria, pudiéndose incrementar gracias a ellos la factura de mensual en alimentación en más de un 50% en comparación con la de la cesta de la compra habitual.


Y si eso ocurre al hacer la compra, no digamos si lo que pretendemos es comer fuera de casa de forma sana y natural; pues si ya es mucho más barato comerse un plato de comida rápida tipo hamburguesa o pizza que una ensalada la diferencia es aún mayor si ésta es ecológica.



Por eso es de agradecer que iniciativas como la que os taremos hoy intenten desviarse de ese patrón y acercar a la gente los buenos productos y quitarles el miedo a lo ecológico en cuestión de precios.



El otro día, no muy lejos de nuestro estudio nos topamos con un nuevo concepto de negocio que aúna dos negocios en uno, casi tres si contamos con su hermano mayor que vive al lado. Porque Mama Campo, que así se llama, suma colmado y restaurante a La Cocinita de Chamberi, el espacio de nutrición infantil que hace unos tres años abrieron Nacho Aparicio y su socio David Yllera con la idea de acercar a los niños a hábitos saludables de alimentación de una forma divertida.



Cada negocio ocupa un local diferente: la tienda se encuentra en la calle Trafalgar, 22 y, justo a la vuelta de la esquina, en la Plaza de Olavide se ubica el restaurante



Sus propietarios querían, como ya hacían con los niños, fomentar el consumo de productos más sanos y naturales pero desmitificando un poco todo aquello que siempre rodeaba a este tipo de productos: caros, para unos pocos, con tiendas algo distantes, así que no querían un establecimiento elitista, sino un sitio más “de barrio”, donde fuera a comprar tanto aquellos que consumen habitualmente productos ecológicos como las señoras mayores acostumbradas a ir al mercado de toda la vida.



Así nació la tienda, que suma a su oferta de productos envasados de marcas de producción ecológica u orgánica de diferentes regiones españolas la de huevos, hortalizas, frutas o legumbres a granel traídos directamente de agricultores, ganaderos y elaboradores que miman sus productos y cuidan el entorno. Cuentan también con un ‘corner’ con pan firmado por Javier Marca, dueño de Panic (panadería con sede en la calle Conde Duque, en Madrid). Además atienden pedidos a domicilio, que más se puede pedir?



Pues eso, que si algún día no te apetece cocinarlos tú mismo te sirvan esos mismos productos en un restaurante. Y de eso se encarga Dani Larios (ex chef de El Pirata en Londres) en el restaurante justo al lado de la tienda que nació para dar otra salida a los productos del propio colmado. Sabores de siempre con un “puntito” actual: guisos, pucheros, cremas, ensaladas…pero no solo para comer o cenar, también sirven desayunos y meriendas.



El diseño y la decoración de los locales también apuestan por lo sostenible. Ideados por un ya “grupo de amigos” de sus propietarios, en la tienda, tras hacernos con uno de los capazos pintados a mano de Carlos Villoslada, podemos encontrar unas pet lamps de Álvaro Catalán de Ocón, estanterías de Artilujos, hortalizas tejidas por Lana Connection… Y en el restaurante tras los toldos del artesano espartero Juan Sanchez nos recibe el vestíbulo dibujado por Nuria Mora. Ya en el comedor nos encontramos con taburetes de Inés Benavides y algunas piezas de Baas o Tusquets junto a muebles reciclados y en la mesa vajilla de Costa Nova.


Los uniformes son de Ecoalf e IOU Project y los delantales de Peseta. Además, colaboran con ONGs y Fundaciones como Pardo-Valcarce o el comedor social de Chamberí. Todo en consonancia con lo que se vende y ofrece porque desde el principio al proyecto gastronómico se le unió un potente concepto de diseño.



El resultado es un proyecto que nos parece bastante redondo, en el que aparentemente todo tiene sentido y se han cuidado todos los detalles sin elegir nada al azar, así que no nos extrañaría que tuviera éxito y mucho.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter