Retail Age Premium - Libreria Daikanyama T-SITE




Cuando pensamos que la globalización y la crisis están haciendo que cada vez las ciudades y por extensión sus comercios se parezcan más unas a otras, hay algunas iniciativas que se empeñan en demostrarnos lo contrario. La que os mostramos hoy es una muestra de ello y está ubicada en Japón, un país de grandes contradicciones, donde se dan la mano las más antiguas tradiciones y las más modernas tecnologías.

Un espacio que rompe moldes con respecto a lo que se ofrece en una ciudad como Tokio, y más todavía en otras grandes capitales, porque además de ser un espacio sorprendente por sí mismo, va en contra de los modelos de negocio actuales: impulsa lo impreso, aunque a través de lo digital, ofrece alquiler de películas y se dirige no al público joven (aunque también) sino al que ellos califican como Age Premium, el mayor de 50 años del que os hablamos también hace poco en otra entrada.



El espacio en cuestión - aunque se trata en realidad de todo un complejo-, se llama " Daikanyama T-SITE " y ha sido elegida como mejor tienda de libros por la Revista Wallpaper en sus prestigiosos premios Wallpaper Design Awards 2013.

En palabras de uno de su creadores, ”es difícil definir exactamente lo que es este espacio, se trata de un híbrido que combina una biblioteca contemporánea, con las últimas tecnologías y una institución cultural”.



Diseñado por Klein Dytham Architecture, el conjunto cuenta con una superficie total de 12000 metros cuadrados. Los tres edificios centrales interconectado entre sí por puentes de acero tienen forma de T y están revestidos de teselas con esa misma forma, en una sutil referencia a la cadena de entretenimiento Tsutaya, que ha ayudado a financiar este emporio del libro que la mayoría de las capitales sólo pueden soñar.

Aquí parece fácil pasase horas visitando sus secciones y hojeando sus selecciones que incluyen una amplia gama de títulos en inglés, libros de arte, antigüedades y revistas. También hay secciones de música y DVD – habituales en los comercios de Tsutaya -, así como las sucursales de Starbucks, las tiendas de conveniencia Famima Market, tiendas especializadas en cámaras de fotografía, bicicletas eléctricas y animales de compañía en el resto del complejo.



Tanto el interior como el diseño exterior están especialmente bien pensados y se combinan para crear una estética elegante pero relajada, relacionando los espacios interiores con los espacios al aire libre, creando un ambiente aireado y luminoso. En su concepción se pensó en los deseo de los clientes de disfrutar de un espacio cálido y acogedor, y para ello se eligieron, por ejemplo, suelos de madera con acabados al chorro de arena y aspecto desgastado en vez de acabados pulidos y brillantes.

Hoy que nos encontramos sumidos en plena era digital y nuestro consumo de medios de comunicación y datos se hace a través de un cada vez mayor número de dispositivos, y cuando vemos desaparecer empresas tradicionales como la estadounidense Borders, impresiona ver todo este espacio creado para la venta de libros y revistas. Sin embargo toda la zona está diseñada para combinar los medios impresos y analógicos con los digitales.



El espacio parece no elegir entre unos y otros, sino que utiliza ambos para crear una mejor experiencia para sus clientes y aquellos que van a relajarse allí. A lo largo de toda la tienda es posible sentarse con los iPad al lado de las revistas impresas, y es interesante ver cómo interactúan los clientes, pues ven algunos en los dispositivos digitales pero luego cogen y consultan las revistas o libros con más concentración.



Ya sea por nostalgia o por deseo de consumir de una manera más humana, parece que la idea funciona. Abierto desde el pasado mes de diciembre, según hemos leído, el complejo suele verse lleno de gente durante todo el día, bien recogiendo libros de los estantes repletos de volúmenes de suelo a techo y leyendo en la zona del bar - salón o pasando las páginas de las revistas en las mesas del Starbucks.



Una de las zonas más impresionantes es el salón central con bar – restaurante Anjin, que se encuentra en el segundo piso del edificio central. Leemos que lo describen como una especie de cruce entre el pasillo de un hotel de lujo y un club privado, un espacio exquisito.

Está lleno de literatura, así como obras de arte, cuenta con un elegante piano de cola y la pared trasera se completa con un enorme tapiz de seda japonés que mezcla diseños modernos e imágenes tradicionales.



Situada justo en el medio de la sala de estar se encuentra la increíble barra del bar, formada por cientos de libros reales apilados unos sobre e intercalados entre solida madera.

Aunque según parece, pretende ser un espacio más lujoso donde la clientela Age Premium puede distraerse durante horas leyendo, charlando o simplemente relajarse, Anjin también es a mediodía un hervidero de reuniones de gente joven y urbana que no están vinculados a un espacio de oficina y buscan algo más que una cafetería o el vestíbulo de un hotel. Está claro que este espacio es atractivo para una gran cantidad de gente que busca la calidad y el lujo sutil en su entorno tanto como el estilo, y que tienen dinero para gastar.



También es innovadora la forma en que se utiliza la tecnología, pues no solo se han sustituido los menús tradicionales por tablets, sino que también es posible leer un gran volumen de libros en cualquier dispositivo mientras se toma un café o se utiliza para localizarlos en las estanterías de las rodean. Las tabletas también actúan como un catálogo de todas las obras de arte que se exhibición, que también se pueden comprar.



Vemos por tanto como esta tienda de Tsutaya no ha rehuido de la tecnología a pesar de su cliente objetivo, sino que lo utiliza con gran efecto.

Todas las revistas, películas o libros tienen etiquetas RFID e incluso las propias estanterías, que facilitan los datos de registro de la tienda y permiten realizar un seguimiento de las acciones y la información de merchandising. Junto a este edificio está la zona de cajas automáticas, que están muy bien adaptadas en un estilo “retro” con la misma madera utilizada en todo el complejo. Se consigue así que estas sean más amigables para el usuario y no algo desalentador de utilizar para aquellos clientes de más edad o menos conocedores de la tecnología.



Las principales secciones de la tienda están a cargo de trabajadores en el mismo rango de edad que sus clientes objetivos, que actúan más como asesor, ayudando en la elección de la música y en la transmisión de sus conocimientos, lo que supone un beneficio añadido para el cliente. Se trata de personas que han dedicado toda una vida al tema de la zona que está a su cargo, incluyendo la sección de viajes, T-Viajes (donde se puede reservar viajes y vacaciones), dirigida por un ex productor de cine que pasó toda su vida profesional viajando por el mundo. Los departamentos en la tienda también se enumeran en alfabeto kanji, como complemento al alfabeto occidental habitual y detalle amable con una generación anterior.



La verdad es que espacios como este abren un interesante debate sobre diferentes temas y tendencias: las nuevas necesidades producidas por los cambios digitales y analógicos, los nuevos espacios y nuevos mercados, el envejecimiento la arquitectura y el diseño. Todo el complejo resulta fascinante en muchas áreas diferentes, y parece que ya ha revitalizado el área donde se ubica.



Hablando sobre este complejo, que ni decir tiene nos tiene fascinados, empezamos a elucubrar si no se podría llevar a cabo algo así en nuestro Pais, ¿Qué empresa estaría en condiciones de hacer semejante apuesta?, ¿Dónde podría ubicarse y si podría tener éxito?, y llegamos a la conclusión de que quizá sería una buena opción para una empresa como El Corte Ingles.

En teoría este modelo de negocio no se encuentra muy lejos del que actualmente tiene - ya cuenta con establecimientos dedicados casi en exclusiva a este tipo de productos de entretenimiento. Además podría complementarlos con otros también necesarios para este target de clientes (además de restauración, supermercados. parafarmacia por ejemplo).El Corte Ingles es una empresa que cuenta con un gran prestigio en España, sobre todo entre la gente de más edad que siguen siendo sus clientes más fieles.



Pensando más concretamente en la ciudad en que vivimos Madrid, a nosotros se nos ocurre que quizá sería una buena opción para, por ejemplo, el desaprovechado y poco rentable centro de Arapiles, situado en una zona céntrica, bien comunicada y en un barrio como Chamberí, con una población ya de edad y con cierto poder adquisitivo. Además de revitalizarlo lo convertiría en un referente y lugar destino para ese público objetivo.

3 comentarios:

  1. Me ha encantado la nueva entrada, es interesantísima, un sueño para cualquier amante de los libros, el arte, la tecnología, ... la verdad es que también pienso que El Corte Inglés o se renueva o muere; este tipo de espacios podrían funcionar de maravilla por ejemplo en el centro de Arapiles; a ver si cogen nota estos de El Corte Inglés... jejeje Felicidades por el blog¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Marta,

      Gracias Ana, a nosotros tambien nos parece que lleva implicitos un monton de temas de interesante discursion. Y si, ya lo hemos dicho varias veces aqui, ECI necesita una importante renovacion. Lo de Arapiles ya lo sugerimos en la entrada, y lo mismo podria hacer con otros pequeños centros. Seria una lastima, por no decir tragedia, que una empresa tan importante para este pais acabara siendo una sombra de lo que fue, o peor aun, desapareciendo.

      Un saludo,

      Eliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter