Ponerse las Pilas




Habíamos salido a hacer unas gestiones la pasada semana, y como muchas otras veces pasamos por el exterior de nuestros únicos grandes almacenes, pero esta vez algo nos llamó la atención, y ese algo nos hizo detenernos delante de sus escaparates, y es que en esta ocasión, llamaban la atención.
Contemplándolos nos parecían más unos escaparates de Zara que los habituales de El Corte Ingles, más conceptuales y elegantes, con mayor cuidado en los detalles, sin abarrotamientos, y con motivos adecuados a la ocasión.



Lo cierto es que hubiésemos preferido que hubiesen sido más arriesgados, marcando una diferencia clara con sus competidores más que igualándose, que al verlos fueran fácilmente identificables como los suyos, con personalidad propia, que solo con verlos se supiera de qué establecimiento se trata, pero bueno, por algo se empieza.



Como empresa puntera en su sector El Corte Ingles ha contado con medios suficientes para poder tener los mejores escaparates del país, suele tener los mejores maniquíes del mercado, las mejores prendas (dispone de muy diversas firmas de prestigio), y dinero para realizarlos, pero al final nunca resultaban redondos, siempre había algo que no acababa de encajar y delataban que eran suyos, conseguían diferenciarse, sí, pero a la baja. Parece que ahora intentar cambiar eso.


Desconocemos si el grupo el Corte Ingles ha fichado a algún antiguo responsable de escaparatismo del Grupo Inditex, pero por los resultados así nos parece. Ya hace unos días paseando por Gran Vía nos pasó algo similar delante de las vitrinas del grupo Sfera. Se nota un cambio de tendencia general.

Por otro lado, sabemos de buena tinta que el pasado año no ha sido un buen año para la empresa, y aunque no hay cifras oficiales, se especula con que han sufrido una importante bajada en sus ventas, solo había que acercase estas navidades por sus centros para ver que no estaban repletas de público como otros años, es más, algunas de sus plantas estaban medio vacías en los días que se suponen de mayores ventas, los cercanos a las festividades de Navidad y Reyes.


Nos imaginamos que esta situación les ha hecho ponerse las pilas e introducir cambios significativos en toda su estructura con los que llevar adelante una más que necesaria renovación. En una entrada anterior que titulamos “Rectificar es de sabios”, comentábamos el buen tino que habían tenido al reformar el espacio de la última planta del edificio de Callao poniendo el espacio Gourmet allí habilitando una entrada de forma que se pueda a acceder a ella hasta las 24,00 h, lo que ha llevado al público hasta allí, en contraste con el resto de las plantas.

Parece que el ser humano hasta que no se encuentra en dificultades no reacciona, no introduce cambios en su rutina. En los negocios es como si nos instalásemos el área de lo conocido ( Conford) y no nos planteásemos ningún cambio, así sin más. ¿Porque vamos a cambiar nuestro negocio si más o menos nos va bien como esta? Hasta que empiezan a ir mal las cosas, o lo que es peor, cuando ya van muy mal y es más difícil volver a encarrilarlas.


Pero esto no les pasa solo a ellos, o a nosotros. Es común a muchas empresas. Y más en estos tiempos difíciles, donde más que nunca estamos viendo necesario reinventarse, cambiar para que nada cambie. Los antiguos modelos ya no valen, todo está cambiando a un ritmo vertiginoso y hay que adaptarse a este nuevo modelo y tomar decisiones valientes.

Valientes y arriesgadas (ojo, no confundir con suicidas) porque estas decisiones no pueden basarse en los modelos establecidos, esos que se estudian en los libros, pues ya están trillados y valían para otra época pero no para esta.


Sabemos que en el ADN de El Corte Ingles después de la desaparición de su fundador no está el ser una empresa innovadora. Su éxito ha sido ir siempre detrás de las fórmulas de éxito creadas por otros, no arriesga, por lo que, como dice el refrán," no gana", pero tampoco "pierde", siempre está ahí. Para su volumen esa es una buena política, aunque bajo nuestro punto de vista, tendrían que fijarse más en lo que están haciendo los otros grandes almacenes de Europa.



Aunque el modelo internacional muchas veces no ha funcionado en España (parece que aquí tenemos otra idiosincrasia) nosotros pensamos que tendrán realmente éxito cuando se planteen en vez de intentar contentar a todo el mundo y cubrir todo tipo y clase de clientes dirigirse a un cliente objetivo amplio y crear una tienda de estilo de vida para ese tipo de cliente. Porque, como ya hemos comentado en otras ocasiones, “quien intenta contentar a todos al final no contenta a nadie”.

Las imágenes que ilustran esta entrada corresponden a un escaparate en los Almacences Selfridges durante el evento Future Map, una exhibición que muestra los proyectos y colaboraciones con diseñadores industriales y de moda de la universidad de arte de Londres. Este concretamente esta realizados por Studio XAG que como se ve en su Web realizan unos diseños muy originales en sus propuestas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter