Famosos que Diseñan



Desde siempre la industria de la moda y las celebridades han estado muy unidas. Cuando Grace Kelly fue fotografiada intentando esconder su embarazo con un bolso Hermés en 1956, la demanda del bolso de cocodrilo se disparó. Pero esto no ha ocurrido solo con grandes marcas, hoy en día diseñadores menos conocidos han visto como crecían sus ventas cuando estrellas de Hollywood han sido fotografiadas vistiendo sus diseños.

La mismísima Anne Wintour, como vimos en el documental September Issue, aprendió esta lección y en la portada de todos los números saca una celebrity para vender mejor, hasta una firma como Nesspreso ficha a George Clooney para anunciar sus productos.


Pero una cosa es que los famosos presten su imagen para anunciar un producto y otra decir que los diseñan ellos. Cada vez con más frecuencia leemos noticias sobre famosos que “diseñan” o, mejor deberíamos decir, que prestan su nombre para que las diferentes firmas a las que se lo prestan, vendan más.

Si alguien se había creído que diseñan de verdad, está muy equivocado. Por regla general la cosa funciona así: la empresa que les contrata les presenta unos pre-diseños y ellos dan el visto bueno, esto es todo lo que hacen. Cuando se trata de vender, parece que últimamente cuenta más el renombre de alguien famoso que los estudios de moda y diseño.


Y así tenemos como ejemplos a Penélope Cruz (y su hermana) para Mango, Amy Winehouse para Fred Perry o Madonna y su hija de 13 años para Macy’s en moda, o en perfumería el perfume de Jennifer López, por citar uno, pero hay muchos más

¿No será que estamos perdiendo el norte? ¿Alguien cree que estos personajes, exceptuando honrosas excepciones, por mucho gusto y estilo que tengan, están capacitados para hacer esto?


Si auténticos diseñadores importantes como Armani o en su día Versacce, cuando ponen su nombre a un perfume, gafa o similar lo único que hacen es elegir una propuesta con mas o menos fundamento en su estilo de las marcas que les van a pagar royalties; estos personajes famosos que desconocen el tema no van a hacer mucho más.

Cuando Natalie Portman habló de su línea de zapatos Veganos para una cadena de televisión, reconoció que ella sólo había llevado fotografías de zapatos antiguos que le gustaban, unos diseñadores le enseñaron los bocetos que habían creado a partir de ahí, y ella daba alguna indicación sobre si le gustaba así, o no. Es un proceso muy diferente al que nos hacen creer diciendo que un famoso ha diseñado algo.


June Weir-Baron, antigua editora de Vogue y Women’s Wear Daily, comenta en que hay una cultura obsesionada con los famosos, y que para los minoristas es más fácil vender una marca con un nombre ya reconocido, que apostar por un diseñador con talento, pero desconocido.

Pues aun así, nos sorprende el poder comercial que tienen los nombres de los famosos, y leemos cosas como, por ejemplo, que el origen de todo lo tiene un gigante cosmético como Coty, con una facturación de 5.000 millones de dólares, que languidecía cuando la introducción del perfume con el nombre de Jennifer López, Glow, le dio la vuelta a la empresa en 2005.


Coty era una compañía plana a punto de perder dinero en 2005, sin ideas, cuando llego Bernd Best, que había trabajado en Procter and Gambler y Christian Dior, y apostó por un concepto novedoso que se convertiría en moda y que traspasaría el ámbito de la perfumería para adentrarse en el de cualquier negocio; aliarse con una celebridad de influencia global y utilizarla para lanzar un producto.


Cuando explico la idea le miraron con escepticismo. Hacer trabajar a un famoso jamás había parecido una idea con demasiadas posibilidades de éxito, pero Best aposto por Jennifer López, que sabía le gustaba trabajar y a su vez el público sabría que se había implicado en el asunto. Y así lanzó Glow, con un gran éxito, a partir de ahí le siguieron otros con grandes nombres como los de Beckham o Jessica Parker.

Para Best la estrella del futuro será la perfecta mezcla entre un diseñador y una celebridad (esto lo han debido recoger algunas grandes firmas y así vemos creaciones de Sofía Coppola para Louis Vuitton, etc.


Lanzar una marca es una apuesta muy cara incluso para los diseñadores más aventajados, y la situación económica de los últimos años no ayuda. Esta situación también va a ser un examen para ver si las líneas de famosos metidos diseñadores sobreviven ¿Con menos dinero disponible, estará el publico dispuestos a gastarse el dinero en ropa, perfumes o accesorios la mayoría de las veces por encima de su precio sólo por que la ha diseñado un famoso?

Las imágenes que ilustran esta entrada pertenecen a la tienda que Fred Perry Laurel en Moscu, diseñada por el estudio japonés Wonderwall.

3 comentarios:

  1. A mi lo que realmente me ha encantado han sido las imagenes de la tienda....
    Y tienes razon en tu post,lo que vende es el famoso..el último ejemplo que yo vi fué al poco de terminar el mundial, los relojes con el nombre de Puyol...

    Besos.
    Mar

    Suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  2. La cuestión no es si la gente se va a gastar mas dinero por un producto firmado por un famoso. La gente se gasta mas dinero por una marca que conoce y de la que tiene una buena imagen. Siempre que contratar a un famoso, que ya es una marca y tiene una buena imagen, sea mucho mas barato que crear una marca de cero, los fabricantes seguiran contratando famosos. Quizá con la crisis tengan que bajar el caché, claro.
    Digo yo.

    Me gusta tu blog. Amenazo con volver.

    ResponderEliminar
  3. Eclipse, gracias por tu comentario y bienvenida, esperamos verte por aqui con frecuencia y tambien te deseamos suerte en los premios.

    La cuestion no es que un famoso nos anuncie algo y nos lo intente vender, para eso le han pagado, lo malo es que nos diga que el producto lo ha diseñado él mismo y no sea cierto.

    Uno, te reiteramos lo que decimos a eclipse, somos libres de comprar o no, de lo que nos quejamos es de que nos engañen diciendo que lo han diseñado ellos solo por el poder mediatico que tienen,en algunos casos como en el de Madonna nos consta que tienen fans incondicionales. Nos recuerda un poco a la parodia del tema que hacen en la serie de Los Simpson con el personaje de Crusty el payaso, que vende licencias de todo, aunque sea malo, por dinero.

    Esperamos que cumplas tus amenazas, aqui te esperamos.

    Un saludo a ambos

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter