Falsificaciones




Los productos falsificados se están convirtiendo rápidamente en el delito preferido de los delincuentes en todo el mundo. Y el problema se agrava por la laxitud de las sanciones, las regulaciones internacionales poco estrictas y el advenimiento de un mercado imposible de rastrear en Internet. Estos artículos ilegales falsos y de imitación están costándoles a las economías domésticas empleos legítimos y que pagan impuestos, al tiempo que erosionan la reputación de las marcas y dañan a los consumidores a una velocidad increíble.



El combate a la falsificación de marcas registradas sigue teniendo una alta prioridad para las empresas y los gobiernos. La razón principal es que la falsificación impacta negativamente a la economía y daña tanto a las grandes como a las pequeñas empresas. La falsificación también implica un grave daño potencial a la salud y la seguridad pública ocasionado por productos farmacéuticos y de cuidado personal, partes automotrices, alimentos y bebidas falsas.



En muchos casos vemos consumidores que, sin darse cuenta, compran productos pirata pensando que han pagado por un producto genuino, sólo para descubrir mas tarde que el artículo es falso y potencialmente peligroso. El problema esta presente en todo el mundo y los nuevos métodos para vender piratería presentan retos no sólo para las empresas, sino también para los gobiernos, quienes son responsables de las leyes y sanciones que combaten la falsificación.



Si nos encontramos por la calle una persona con productos de una determinada marca sobre la acera, somos conscientes de que ese producto que nos esta ofreciendo es falso, y podemos optar por comprarlo o no, pero es mucho mas grave cuando nos lo están vendiendo en Internet como autentico en portales que se hacen pasar por serios, pues existen diferentes grados de falsificaciones algunos de ellos poco detectable, nada mas que para personas que conocen muy bien la marca y ni aun así.



Recuerdo el caso de un directivo de una empresa en la que trabaje hace tiempo que cuando iba a encargar mercancías a Oriente para la empresa, compraba para su uso personal bastantes artículos de imitación de una calidad excepcional, tanto es así que en una ocasión en que se le estropeó la cerradura de un maletín de imitación Louis Vuitton, con toda su “cara” lo llevo a reparar a la tienda que tiene la marca en Madrid. No sabemos si no se dieron cuenta o por discreción pero el caso es que se lo repararon sin pega ninguna.



La venta de productos falsificados en Internet es, posiblemente, uno de los temas de debate más candentes dentro del escenario del combate a la falsificación. El número de consumidores que usan Internet como mercado está creciendo exponencialmente debido al rápido desarrollo del comercio en línea. Desafortunadamente, las ventas de productos falsos se han disparado a medida que los falsificadores encuentran medios simplificados y canales adicionales en el ciberespacio para promover y vender productos piratas a los consumidores.



El alcance mundial de Internet, la facilidad y la rapidez con que se crean sitios fraudulentos, el uso de sistemas de pago en línea y el anonimato obtenido al operar a través de la Internet son factores clave que alientan el crecimiento de las ventas de piratería en línea, por lo que cuidado en que portales se compran determinados productos si no queremos vernos en estas circunstancias.



Así como los negocios legítimos se benefician de mejores oportunidades para promocionar sus productos y llegar a una gama más amplia de consumidores a través de Internet, también los falsificadores están explotando la misma vía para vender más productos falsos a un universo más extenso de consumidores. La solución al problema es compleja y difícil. Los fabricantes de artículos de lujo y otros están llevando este asunto a los tribunales en varias jurisdicciones de los Estados Unidos y la Unión Europea, los cuales han dictado sentencias contradictorias.



Algunas páginas de Internet, como la estadounidense Amazon o la francesa Price Minister, han desarrollado sistemas para garantizar a sus usuarios la autenticidad de los productos que pasan por su site, pero otros grandes operadores como eBay se inhiben de toda responsabilidad de las transacciones que se realizan a través de su página Web.Los sectores más afectados por los actos de piratería son la moda (63%), seguidos por los aparatos tecnológicos (29%) y, muy de lejos, por productos de la industria cultural (6%). Según PriceMinister, Apple, Nike, Adidas, Microsoft y Nokia lideran el ranking de marcas falsificadas, y las que han experimentado mayores incrementos son los productos de Hello Kitty (379% más), de Adidas (210%) y Samsung (205%).



"La tecnología de consumo, las marcas deportivas y también los juguetes han sido los productos que más falsificaciones han intentado introducir en nuestra página", avisan.

El proceso habitual, explica uno de los abogados de la página de Internet, es que alguien compra un lote de productos falsificados en algún país asiático y los introduce en alguna página de venta directa. Cuando el usuario recibe el aparato o prenda en su casa y se percata, no puede reclamar ni a la página Web ni al proveedor que se lo vendió, puesto que no está identificado.



El combate de la venta de falsificaciones en línea continuará siendo desafiante y complejo. Los continuos avances tecnológicos y las innovaciones significan que Internet evolucionará y les permitirá a los vendedores y a los compradores interactuar de muchas maneras en el mundo virtual. Los enfoques de los gobiernos y las industrias para atacar este problema deben incluir una mayor concienciación de los riesgos de comprar productos falsificados en línea.

Quiza una de las marcas mas falsificadas del mundo sea Louis Vuitton, que hace pocas fechas abrio un nuevo Flagship en New Bond Street, Londres, al que pertenecen las imagenes que ilustran esta entrada y que ha sido diseñado en esta ocasion por Peter Marino.

6 comentarios:

  1. Os dejo una reflexión de Marie-Claude Sicard, experta y consejera de grandes marcas: "..cuando el lujo no tiene más valor que el de una etiqueta, es inútil quejarse después de la falsificación. Cuando una marca de lujo copia un producto banal como un pantalón corto o un capazo,el producto banal no tiene escrúpulo ni dificultad para copiar a su vez a la marca, y ésta se lo merece."
    Felicidades por vuestro blog!!!

    ResponderEliminar
  2. Otro, gracias y bienvenid@.

    Es cierto que a veces las grandes marcas de lujo hacen productos que no deberian considerarse como tales (bolsos de plastico, camisetas de algodón, etc) y que son facil y casi merecidamente copiables. De una marca de lujo se espera diseño, calidad de materiales, buena ejecucion, etc, si no hay tales y se limitan a poner su etiqueta y precio habituales a un producto corriente, el publico puede sentirse engañado y a su vez intentar "engañar" a la marca comprando una falsificacion por menor precio, o dejando de comprar el producto y que este se convierta en algo popular gracias a la falsificacion, mas asequible para otro tipo de publico.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con lo anterior, la marca debe aportar algo más que un precio exclusivo, y aunque es evidente que las grandes marcas invierten mucho en diseñadores, materiales, etc, en muchas ocaciones los resultados son demasiado simples.
    De todas maneras esa simplicidad parecería que invita a la copia, es decir "si el producto es fácilmente copiable es menos diseño? vale menos? se merece que lo copien?" por mi parte creo que no.
    También hay firmas que se aprovechan de un período de diseño original y con buena venta y luego todo es igual, (la marca del osito por ejemplo).
    Loppin

    ResponderEliminar
  4. Fco Javier, la copia no esta justificada en ningun caso, pero si es cierto que aveces parece que lo provocan.

    En cuanto a lo de repetirse, quien no lo hace (arquitectos, diseñadores, pintores, etc. ) cuando es repetirse y cuando un estilo propio?. la frontera es difusa e innovar siempre dificil, muy dificil.

    ResponderEliminar
  5. Yo no entiendo lo de la copia. Si lo que se anhela es una marca concreta, ¿puede dar satisfacción una copia? Pues no. Claro, que anhelar una marca porque sí es una estupidez monumental, pero quién no lo ha hecho alguna vez?

    ResponderEliminar
  6. Squirrel, deberiamos anhelar la calidad y el buen diseño y se supone que las marcas estarian para garantizarnos eso, por lo tanto no nos satisfaria una copia.Pero todo sabemos que no es asiempre asi, y que entran en juego otros factores, entonces es cuando surge el deseo por que sí, y de esa demanda, la copia.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter