Arte e Interiorismo

Recientemente venimos observando como estamos pasado de unas instalaciones comerciales donde el espacio era neutro, espacioso y con un diseño claro que respondía a unas determinadas necesidades y funciones a todo lo contrario, a la necesidad de que los espacios nos aporten algo mas que funcionalidad, que nos provoquen sensaciones, emociones, reacciones.

La sinergia entre el arte y el diseño interior es mayor cada día. El arte o el “hecho artístico” se cuela en casi todos los aspectos de nuestro día a día.

Cada vez mas interioristas y arquitectos juegan el papel de comisarios en proyectos en que los clientes piden que el arte sea un elemento mas en los locales como elemento diferenciador. Demandan crear arte o aportar piezas artísticas.


Además ese toque “arty” en tiendas y otros locales comerciales resulta rentable. Incluso grandes cadenas intentan distinguir sus espacios con piezas mas o menos artísticas.

Este movimiento lleva años haciéndose en escaparatismo; todos recordamos los míticos escaparates de Loewe, que llegaban a ser casi obras de artes efímeras; después de su remodelación la puerta de entrada a la tienda de Serrano en Madrid paso a ser un volumen de acero que sin duda podríamos calificar de escultura y durante un tiempo tuvieron como fondo de sus escaparates una serie de cristales que se volvían mates o recuperaban su transparencia gracias a un impulso eléctrico y que a su vez se aprovechaban para realizar una proyección. En estos días Valentino exhibe en su escaparate de Ortega y Gasset una instalación artística similar, donde dos vidrios alternan su aspecto de opaco a transparente dejando ver los maniquíes situados tras ellos.


Dentro de esta tendencia hemos visto también casos como el de la ya desaparecida joyería “Gandonfi”, que situaba en su interior unas esculturas realistas que simulaban atracar la joyería (quizá una premonición de su futura desaparición), o el restaurante “La Musa” que ha cambiado su rotulo por una instalación de monitores que van cambiando la tipografía que forma su nombre; también en el interior de este mismo local se sitúan una serie de luces sobre las paredes dispuestas de tal manera que hacen de un simple objeto de iluminación una obra de arte, o bien en otro de los locales pertenecientes al grupo, el restaurante “Ojala”, un par de tensores sujetan una serie de ventiladores colocados a la manera de “obra de arte.

/div>


6 comentarios:

  1. La puerta de la tienda de Loewe en Serrano es obra de Gustavo Torner, escultor.

    ResponderEliminar
  2. Pues no se si no le habrá gustado mucho el nuevo color con que la han pintado... para mi gusto no es el mas acertado pierde la fuerza y la expresividad que tenía. aunque pensandolo bien quizas lo hayan hecho por eso para que pase desapercibida.

    ResponderEliminar
  3. No, no me gusta nada el titanlux que le han dado. Imagino que el nuevo diseñador no tenía ni idea de quién era la puerta pero le obligaron a dejarla (debe pesar, literalmente, un quintal y costar ni se sabe).

    Se me ocurre una idea para una entrada vuestra: la conservación de diseños para otros negocios. Por ejemplo, al lado de casa de mi madre había una sede de un banco con un diseño (interesante) muy 70's que ha dado paso a un restaurante que ha conservado el mismo diseño exterior y parte del interior. El caso es que funciona pero para quienes conocíamos lo que había antes (y nos fijamos en estas cosas, claro), sigue y seguirá siendo una sede bancaria...

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, lo tendremos en cuenta para un futuro post.

    ResponderEliminar
  5. Una combinación de arte e interiorismo y todo tipo de soluciones para el habitat se va a mostrar en Ideas & Pasión feria Hábitat Valencia www.ideaspasion.com

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por la información Carlota estaremos atentos.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter