Chillida Leku

Este pasado fin de semana, aprovechando el puente, fuimos a conocer un espacio del que hace ya algunos años teníamos ganas de disfrutar, Chillida Leku.

Los espacios museísticos, como comentamos en su día, se han convertido también en sitios donde el negocio del retail con la venta de merchandising y artículos de recuerdo tienen un papel importante.

Chillida Leku es un museo monográfico sobre la evolución y trayectoria a lo largo de su carrera artística del escultor Eduardo Chillida. Consta de tres zonas definidas:

-Una espectacular zona al aire libre de 12 hectáreas con más de 40 esculturas por la que es muy agradable pasear,

-Una área de servicios dotada de auditorio con proyecciones de imágenes del artista trabajando, salas multidisciplinares, área de descanso y tienda de recuerdos.

-El caserío Zabalaga, la pieza central del museo, que alberga obras mas pequeñas de granito, terracota, yeso, madera o papel.

El Caserio Zabalaga es un ejemplo de cómo un espacio rural, con una intervención inteligente puede convertirse en un espacio contemporáneo, apto para cualquier utilización artística o comercial. Cuando Chillida lo encontró era un caserío del siglo XVI casi en ruinas, así que junto al arquitecto Joaquín Montero comenzaron a vaciar el interior y a darle forma, respetando lo más posible su fisonomía exterior.

El mismo Chillida decía que se había dejado llevar por lo que el propio caserío pedía a la hora de diseñar el interior, de forma que, prestando un mínimo de atención a lo que emitía el lugar, habían conseguido un lugar en consonancia con el entorno y un espacio en el que las obras formaban parte del todo. Lo cierto es que el trabajo, tanto del artista, como de su colaborador Joaquín Montero, ha conseguido hacer del propio edificio una obra de arte. Cuando terminaron con el caserío, comenzaron a pensar en la adecuación del espacio exterior para que el público pudiera penetrar en el museo y, finalmente, en lo que es la exposición de las obras, para lo cual intervino otro amigo de Chillida y catedrático de arte, Kosme de Barañano, quien asesoró sobre la colocación de las piezas. El conjunto está concebido como un gran espacio abierto en el que los diálogos que se establecen entre las piezas, a diversos niveles de altura, así como el propio caserío, se conforman de maneras muy distintas.

Recomendamos esta visita a cualquier interesado o amante del arte, si además hace un buen día se disfruta mas del espacio y del entorno, sumerge al espectador en su propio mundo interior, invitando a la reflexión. Para los que no sepan su ubicación, comentarles que se encuentra a las afueras de Hernani a escasos 10 Km de San Sebastian.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter