Clase Social y Emplazamiento Ideal




Hace un par de semanas leíamos un interesante artículo en El País Stilo titulado “Vestir en España” en el que realizaban un interesante repaso a los diferentes tipos de clientes del textil, indicando cuales son los que más compran y donde lo hacen.
A él nos referíamos hace unos días en la entrada titulada “Prioridades” cuando decíamos que el publico mas joven sin demasiados recursos económicos o el que compra en las tiendas que llamamos "low cost" prefiere lo centros comerciales para realizar sus compras, porque allí encuentran varios establecimientos donde poder elegir productos similares y comparar precios .

Hemos hablado en numerosas entradas de la importancia del emplazamiento para el éxito del negocio, pero este otro factor, el a quien nos dirigimos o quien es nuestro publico objetivo, es fundamental a la hora de determinar el lugar donde ubicar nuestro negocio. Parte de esto se reflejaba en ese articulo del que hablábamos al principio y de él vamos a entresacar lo que a nuestro parecer es mas interesante.



Low cost (Clase Media - Media)

Si se pierde un adolescente, no lo busque en una boutique. Vaya a un centro comercial. Esta ciudad dentro de la ciudad» es la guarida de los jóvenes. Y lo seguirá siendo en el futuro, solo que entonces saldrán ganando los centros integrados en las ciudades en detrimento de los suburbanos. Triunfarán los centros comerciales de proximidad.
La juventud no les ha hecho perder la cabeza. Sienten pasión por el low cost, el mejor atajo hacia el ahorro, pero buscan, comparan y, si encuentran algo mejor, lo compran, sobre todo, si es algo funcional y asequible. No pasan por alto la calidad, pero es el precio lo que se alza como el factor decisivo del shopping. Un 70% no volverá a consumir como solía antes de la crisis. No podrían llevar su ritmo de vida sin el colchón de los padres.

No tienen un modelo fijo a seguir. «Me gustan muchos looks que veo en pasarela, pero sé que luego la ropa no sienta igual, así que me inspiro en chicas más normales y de mi edad», cuenta María. Para eso están las blogueras, que exponen su estilo a diario y que miles de jóvenes de todo el mundo siguen con asiduidad. «También vemos por Internet o en las revistas de moda las tendencias de las pasarelas y luego las reinterpretamos con nuestro presupuesto ajustado en tiendas como Zara, Asos, Urbaks o Topshop», cuenta Alba.



Clásicos de ayer y hoy (Clase Media – Alta)

Raquel y José Manuel llevan 14 años casados y la complicidad que se intuye al verlos va más allá de lo puramente estético. En sus hábitos de consumo de moda lo que más los ha cambiado no ha sido la crisis, sino tener a sus dos niñas. «Antes, cuando llegaba la nómina, gastaba con más alegría. Ahora da más remordimientos saber que con un capricho mío, como un abrigo, puedo comprar a mis hijas todos los zapatos de invierno. Así que me corto mucho más», explica Raquel, empleada de banca. Las zonas madrileñas que recorren en familia, una o dos veces al mes, para mirar tiendas suelen ser Génova, Almirante o el barrio de Salamanca. «Aunque en El Corte Inglés de Castellana encuentro todas las marcas que me gustan: Hackett, Façonnable, Tod’s y Fay», cuenta José Manuel, consultor. «A mí me encanta ir a NAC», apunta Raquel. Ella se fija más en las mujeres elegantes, de estilo sobrio con un toque personal. «No soy nada de logos. Menos un bolso de Vuitton, al verme no adivinarías de quién voy vestida. Prefiero la calidad de la prenda», apunta.



Cultura de barrio (Clase Media – Baja)

Estudian, trabajan y su inspiración es la calle. «Si veo que varias chicas llevan lo mismo, me lo acabo comprando», comenta Susana. Regina también sabe lo que quiere: «Suelo vestir muy ceñido y básico. Si me gusta una camiseta, me compró cinco iguales en diferentes colores. Y desde que trabajo por las noches, voy mucho más de tiendas». Hacen sus compras importantes tres veces al año y siempre coinciden con las rebajas. Entonces gastan de 50 a 100 euros. «Aunque accesorios, como pulseras o pendientes, compro más de vez en cuando», dice Valeria. A la hora de decidir dónde ir de tiendas se decantan por grandes superficies comerciales como Plenilunio o la zona de la calle Preciados en Madrid. «Allí encontramos todas nuestras favoritas como Blanco, Pimkie, Bershka o Paul & Bear», revela Susana.



Quiero ser como Beckham (Moda de Hombre: Otro Mundo, aunque siguen unos parámetros parecidos a los de las mujeres)

«Soy mucho peor que mi novia. Cuando me conoció no se creía que fuera más coqueto que ella», reconoce Ismael, futbolista profesional. Su amigo John es igual de presumido. «Me quito de otras cosas para gastármelo en ropa. A veces, cuando no sé qué hacer, me voy a la calle Fuencarral. Y, aunque sea un fular, algo cae». A ambos les apasionan D&G y G-Star, pero Ismael dice que casi toda su ropa es de Antony Morato. Con la crisis admiten que compran más. «Es que ahora hay muchas más ofertas 2x1», explica John. «Aunque los complementos los sigo comprando falsos en el mercadillo. ¿Para qué derrochar dinero en unas gafas buenas si las pierdo siempre? Eso sí, en una camisa me he llegado a gastar 200 euros»



Chicas bien (Clase Alta)

A ninguna de ellas les gusta que se las describa como fashionistas, pero su armario habla el mismo idioma que las revistas de moda y reza el credo de las tendencias. «No es que esté rendida a ellas, claro que me gusta seguirlas e ir mona, pero ya no puedo gastar como antes, así que ahora intercambiamos mucha ropa entre amigas. También es cierto que, con tres hijos, bajas mucho el ritmo del consumo», afirma Marta Maíllo, que organiza showrooms de ropa para niños. La zona que más les gusta para comprar es la calle Fernando VI de Madrid. «Allí recurro a menudo a la tienda Yube, a Benny Room o a Pez, entre otras del barrio», cuenta Ana Marchessi, fundadora de Casi Arte Comunicación. Prefieren no hablar de dinero, de lo que gastan al mes. «Es que es algo muy variable, pero sí reconozco que el mayor capricho que me he dado en la vida ha sido un bolso de Chanel que me compré hace mucho. No sé ni lo que me costó, pero lo tengo más que amortizado», afirma Marchessi. «Sandro es una de mis boutiques favoritas» explica Eugenia, abogada. «Aunque también adoro firmas como Marc Jacobs o Emporio Armani» concluye.



Los últimos modernos (Independientes – Ropa de diseño, poder adquisitivo medio Alto)

No les gusta ir de compras, prefieren Internet. Tiran mucho de los básicos y de la segunda mano para encontrar su particular estilo, y todos se dan sus lujos. Nicolás (nicolas-santos.com) es artista y le encanta hacerse con prendas especiales de Prada, Jil Sanders y camisas de Davidelfin. Sin embargo, Claudia, diseñadora y programadora (claudiamate.com), solo compra en las tiendas de su zona en Madrid. «Vivo en el barrio de Salamanca». Lorena es ilustradora (lorenaprain.com) y admite que sus básicos son de Topshop y sus complementos, vintage. Andrea es la editora de la revista Ponytale (ponytale-mag.com) y estilista. «En Los Encantes y El Rastro, encuentro joyas y cosas muy locas que dan el punto. ¿Lo más caro que me he comprado? Unos zapatos de Moschino.



Indies creativos (Igual a los anteriores)

Siguen los pasos de la cultura urbana, la música, la fotografía o el arte, y casi todos ellos trabajan con su creatividad. Buscan algo más y van mínimo una vez al mes de compras. María López, cofundadora de la única agencia de publicidad por trueque, Eres lo más. Tú más, resume su filosofía: «Me parece caro todo lo que por su diseño o calidad no merezca la pena, y eso vale para cosas de cinco euros hasta el infinito. Íñigo es fotógrafo y creador junto a la psicóloga Anna de deathnskulls.tumblr.com y admite que en España no compra. «Lo hago, sobre todo, en Nueva York. Si tuviera que decirte un icono de moda, serían Marlon Brando, Steve McQueen y Bob Dylan». Mientras tanto, Anna afirma que su diseñador favorito es Alexander Wang.



Conclusiones rápidas que nosotros sacamos de este articulo:

Si te diriges a un publico de clase media – media a media baja, el mejor lugar para poner tu negocio son los centros comerciales, a excepción de esos especializados en grandes marcas que no abundan mucho y además excepto excepciones como los Outlets no suelen llegar a funcionar.

Si te diriges a un publico de cales media alta – alta, el mejor lugar para tu negocio es el centro de la ciudades, las mejores calles rodeado de marcas de características similares.



Para un publico mas moderno e Indie, las zonas mas “cool “ de la ciudad, zonas alternativas de moda e incluso aquellas que en un día fueron alternativas y actualmente están mas consolidadas. Una parte de este tipo de publico son los llamados Hipster, jóvenes y adolescentes de clase media y alta, urbanos y con intereses alejados de las corrientes predominantes de la moda y la cultura, como la música alternativa o el cine independiente, que parecen que lo que llevan es de mercadillo , reciclado o “vintage” pero suele ser de diseñadores independientes y de precio elevado

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a la tienda Levi´s XX Concept Store en Tokio

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter