Asesoramiento Comercial




Hoy vamos a hablar de otro de los servicios que ofrecemos en nuestro estudio pero al que pocas hacemos referencia: el Asesoramiento Comercial. A través de él ponemos nuestra experiencia y conocimientos al servicio de aquellos clientes que necesitan más de una pequeña ayuda a un costo moderado para actualizar su negocio que de un gran proyecto profesional para renovarlo; eso que coloquialmente podríamos llamar “hacerle un lavado de cara”.



Una buena opción para estos tiempos de crisis en los que como ya hemos comentado es necesario no quedarse atrás, cualquier pequeño cambio puedes ser mejor que no hacer nada y quedarse parado esperando tiempos mejores, pues cuando lleguen, si se aguanta hasta entonces, puede ser ya tarde. No obstante también debemos decir que no siempre es posible optar por esta solución intermedia y hay casos claros en los que para optimizar el negocio y que esta tenga éxito se necesita un cambio más radical.



Como decimos en la presentación de este servicio en su apartado, hace ya tiempo que observamos que con esto de la crisis muchos pequeños y medianos comerciantes se encontraban paralizados, sin saber por dónde tirar o sin atreverse a realizar cambios en sus negocios o embarcarse en remodelar sus locales, y para ellos pusimos en marcha ese servicio de asesoramiento en el que ofrecemos elaborar un informe comercial sobre un negocio o establecimiento en el cual detallamos, bajo nuestro punto de vista, sin tapujos sus fallos y puntos débiles y sus posibles soluciones, y ello a un precio ajustado que pueda ser asumido casi por cualquiera.



Recientemente recibimos la llamada de un matrimonio al que las circunstancias adversas han llevado a coger el traspaso de un pequeño negocio de pastelería – cafetería, y al que querían hacer precisamente eso, “un lavado de cara” para diferenciarlo del anterior, pero sin tener que hacer un gran desembolso; a su vez nos pedían también orientación sobre algunos aspectos que pudieran mejorarse del establecimiento y del propio negocio.



Tras visitarles y atender a sus demandas y peticiones elaboramos un informe comercial detallado en el que reflejábamos los problemas que detectamos en el local y sus soluciones, ilustrado con fotografías y ejemplos. Entre los principales estaban:

La iluminación.- En este caso del todo inadecuada para el establecimiento y el producto que allí exponen y venden. Y es que dejándose llevar lógicamente por el tema del consumo, habían optado por lámparas de bajo consumo, pero sin ningún tipo de asesoramiento no habían tenido en cuenta algo tan importante como la temperatura de color. Además en su afán por ahorrar en la factura de la luz habían tomado la errónea decisión de mantener apagadas algunas de las luminarias, cuando con un simple cambio en sus lámparas podían conseguir el mismo ahorro sin tener que prescindir de una iluminación que daba parte de la vida al establecimiento.



El color.- A veces no basta con cambiar el color de la pintura de las paredes. Es necesario pararse a pensar en el adecuado para el local de que se trate, más allá de gustos personales, y además este puede complementarse o potenciarse de diferentes maneras: utilizando varios tonos, texturas o como en este caso, con papel pintado. Yendo a más, un cambio también en color del mobiliario puede hacer que un local transforme totalmente su apariencia, como en este caso, y por un desembolso mucho menor de lo que pudiera parecer.



Los detalles.- En ocasiones la introducción de algunos elementos nuevos y detalles pueden mejorar y actualizar el aspecto de una instalación realizada tiempo atrás sin tener que realizar un gran desembolso. En el caso que nos ocupa, basto la introducción de algunas sillas diferentes a las ya existentes y algún que otro elemento de atrezzo y decoración para hacer más patente esa diferenciación que deseaban nuestros clientes.



La exposición.- El cuidado y mimo en la colocación y exposición del producto a la venta pueden contribuir a la percepción que de este tenga el cliente. No basta solo, como en este caso, con la calidad del producto y el esmero que se emplea en su preparación, también la forma en que lo presentamos dice mucho de él y de quien lo elabora y vende.



La atención.- Este es también un aspecto importantísimo del que ya hemos hablado largo y tendido en este blog, y aquí sí que nuestra labor no fue necesaria pues A., el nuevo propietario del local, es tan consciente de ello que en el poco tiempo que lleva al frente de su negocio ya ha conseguido una clientela fiel que valora su buen servicio.



No queremos hacer muy extensa esta entrada, simplemente dejar constancia de que no solo es necesario recurrir a profesionales cuando se tiene un gran proyecto en marcha, también para pequeñas actuaciones puede ser beneficioso - y mucho más rentable de lo que pueda parecer - recurrir a profesionales que nos indiquen los puntos clave donde es necesario actuar.

En las imágenes que acompañan esta entrada se puede apreciar el antes y el futuro después de un establecimiento tras esa labor de asesoramiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter