C&A Gran Via - Madrid




Por fin la compañía holandesa C&A ha abierto su macro- tienda de la madrileña Gran Vía. Y le denominamos así, - y no Flagship o Concept Store, términos que ya aclaramos en una entrada anterior - porque es exactamente eso, una tienda grande, pero que lamentablemente no aporta gran cosa, en cuanto a instalación se refiere, al panorama del retail.



El establecimiento de 2.500 metros cuadrados repartidos en tres plantas se ubica en el número 48 de la emblemática calle, casi enfrente de la plaza de Callao, en un nuevo edificio (el único que se ha construido en la Gran Vía en lo que va de siglo XXI) obra del arquitecto Rafael de La Hoz, un imponente inmueble de unos 45 metros de altura destinado únicamente a apartamentos de lujo.



Para todos aquellos que se extrañan de que el local haya sido ocupado por C&A (para saber más de esta compañía os remetimos a leer nuestra entrada C&A – La Reinvención de un líder venido a menos) y no por otra compañía decir que C&A poseía ya desde el año 2005 el contrato de alquiler del espacio. Los propietarios del inmueble deseaban cambiar de inquilino (hasta se instalo un cartel que decia que Primor ocuparia el espacio ) y la empresa se mostró dispuesta a romper el contrato, siempre y cuando fuese indemnizada por los años en que estuvo pagando por el espacio mientras éste permanecía en obras, pero finalmente nada se ha movido y el inquilino continuará siendo el grupo holandés.


En cuanto al espacio en sí, y una vez terminado, tenemos que confesar que no ha respondido a nuestras expectativas. Nosotros esperábamos algo mejor, más espectacular y cercano a una flagship, pero no ha sido así.


Para los que no lo recordéis, hasta este momento la tienda más emblemática de la compañía en Madrid es la que se ubica en lo que fue el cine Salamanca de la calle Conde de Peñalver, local por el que al igual que este que nos ocupa, estuvo pagando el alquiler durante bastantes años hasta que se resolvió el tema de cambio de uso; eran otros tiempos y todavía no se había planteado convertir un gran cine en una tienda de ropa, algo que actualmente parece una tendencia al alza.


Teníamos la esperanza de que para esta ocasión dados lo emblemático de la situación y la construcción se implantara aquí una imagen similar a la que se os mostramos en la citada entrada, diseñada por Chute Gerdeman, para su implantación en Brasil, pero no, la elección ha sido bien diferente.


Si para aquella ocasión se creó una nueva expresión de la marca a través de materiales con acabados de lujo y una arquitectura icónica, lo realizado aquí es una tienda bien hecha, correcta y en algunos aspectos resultona, pero nada más. Desde luego nada espectacular.


Aquí en las plantas de calle, donde se exhibe la colección de mujer, y en la primera dedicada a caballero y niños se han conformado con un interiorismo al uso, actual, pulcramente blanco y funcional, con tan solo algunos detalles pretendidamente originales como las lámparas. Un detalle que si nos ha gustado han sido las fotografías retroiluminadas y sin marco colocadas de forma “casual” en algunas baldas.



En el sótano, donde se exhibe Clockhouse, su colección más juvenil, siguiendo la tendencia actual se rinden a los encantos de la estética industrial dejando vistas las instalaciones y algún paramento en hormigón y ladrillo, aunque nuevamente todo inmaculadamente blanco a excepción de un par de pequeños espacios en madera para los jeans. Los únicos detalles decorativos y de color los encontramos en forma de ruedas de bicicleta, elemento del que por otro lado nos parece abusan.



Nos ha gustado también la resolución de los escaparates, sobre todo en la primera planta y el que se abre a la calle Tudescos, que resultan más efectistas por la noche gracias a su iluminación y el empleo de maniquíes luminosos.


En fin, creemos que C&A ha perdido una buena oportunidad de mostrar en nuestro país el tipo de empresa que es y su potencial a través de una tienda con una imagen más potente, original y diferenciada; más aun teniendo en cuenta también la próxima apertura a escasos metros de ésta de la que será la tienda más grande de España, con una superficie de 9000 m2 de venta, por parte del Primark, con el que se disputa el mismo público objetivo.



Quizá la difícil situación por la que atraviesa nuestro país, con un consumo en claro retroceso, sea la que haya inclinado la elección hacía este tipo de imagen más standard. Con un facturación de 6.800 millones de euros en 2011, C&A es uno de los principales grupos europeos de distribución de moda. La compañía, que registró un crecimiento del 3,2% en 2011, cuenta con una red de más de 1.500 establecimientos en veinte países.


En el mercado español (donde tiene más de 120 establecimientos), la compañía cerró el ejercicio 2011 con una facturación de 440 millones de euros, lo que representó un descenso del 1,5% en comparación con el año precedente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter