The Lobby Market - Gran Via




Mucho ha cambiado la Gran Vía desde sus orígenes, ya no es la de los cines, restaurantes y tiendas de renombre pero tras unos años en que sufrió el abandono y la degradación hoy vuelve a ser una arteria bulliciosa y cosmopolita, con gran tráfico peatonal y un tirón comercial que han sabido aprovechar las franquicias de comida rápida, las grandes superficies de ropa y las tiendas de souvenirs.



Si el último tramo de Gran Vía fue el de los cines y restaurantes, hoy las películas han cedido el sitio a los musicales y las mesas con mantel a las barras de comida rápida; aun así todavía puede encontrarse en este tramo alguna tienda de las de antes.



El segundo tramo es ahora el más comercial; allí es donde se han instalado las grandes cadenas de moda que ocupan no solo los locales que dejaron las tiendas tradicionales sino antiguos cines, como el caso de H&M, la recientemente reinaugurada flagship de Zara de la que os hablamos hace unos días; y a la espera de que otras como Primark se instalen en la antigua sede del grupo Prisa o Mango finalice las conversaciones para hacerse con el antiguo cine Palacio de la Música tras la fallida iniciativa del auditorio de Caja Madrid (hoy Bankia).



En cambio el primer tramo es el que más despacio levanta cabeza; el de las grandes tiendas y joyerías como Loewe y Grassy o templos como Chicote es el que más locales vacíos presenta. Aun se debate entre las tiendas de antaño y la nueva hostelería; una convivencia difícil, pues allí donde triunfa el comercio los precios de los alquileres suben, lo que no los hace rentables para la hostelería que suele trasladarse a las calles adyacentes; y viceversa, allí donde primala hostelería no suelen establecerse los comercios.



Desde hace un tiempo en este primer tramo han surgido varias iniciativas que con un concepto similar pretenden cubrir el amplio abanico de opciones que ofrece la hostelería, desde el desayuno a las copas nocturnas pasando por comidas, cenas o el picoteo rápido, no en vano esta es una de las arterias más transitadas tanto por madrileños como por turistas las 24 horas del día.



Si el pionero fue el Mercado de la Reina tiempo después con un concepto similar pero diferente estética hacia su aparición Kilombo y ahora nos llega Lobby Market, un multiespacio gastronómico que pertenece al grupo "The lobby Cafe".



Ubicado en el inicio de la Gran Vía (en el número 10, cerca del mítico "Chicote") y con acceso también desde la Calle de la Reina este nuevo local combina igualmente distintas opciones: bar, restaurante, zona gourmet, y espacio chill out, con diferentes ambientes dentro de una estética "vintage".



El equipo de Touza arquitectos se ha encargado de convertir el local en uno de los espacios más cuidados que se han inaugurado últimamente en la capital. Con una decoración de plantas y legumbres, cajas de madera, sacos de tela y tarros de cristal, en la que se mezclan colores y texturas, aromas y sabores es inevitable no sentirse transportado a uno de esos mercados que su nombre evoca.



Nada más entrar un sinfín de plantas y colores llaman la atención desde sus estanterías y se juntan con recipientes de cristal con aceites, zumos y legumbres de todo tipo. Flores y frutas decoran también sus dos barras de mármol blanco italiano. Colgadas de las paredes de ladrillo rústico preciosas y llamativas fotografías de mercados y comercios de todo el mundo se mezclan con algunos espejos y llenan el espacio de color y de vida.



La espacio se divide en tres zonas: la de entrada, que cuenta con una barra propia con sillas y mesas altas, perfecta para tomar algo rápido; la intermedia, con una segunda barra en la que se exponen una selección de quesos y embutidos para crear tablas propias y donde también se preparan en directo los cócteles; aquí mesas de roble y piedra invitan a disfrutar de una visita más prolongada y tranquila; y por último, al fondo y con entrada propia desde la calle de la Reina, el comedor, más formal, rodeado de estanterías e introducido por unas escaleras con dos rincones chill out y un gran espejo.



En fin todo un mundo gastronómico y todo un acierto de interiorismo y ambientación del que solo disfrutamos brevemente y al que tenemos firme propósito de volver para disfrutarlo con más detenimiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter