Exposición Dior en Moscu



Los ánimos en la red están revueltos estos días, y ante este panorama no es fácil continuar con la información habitual del blog sin sentirse ausente de la realidad, En este blog no queremos entrar en estos temas aunque la verdad es que gozan de nuestra simpatía algunas de los movimientos sociales que se están desarrollando.



Para desengrasar de esto y como es viernes un dia un poco más relajado, nos vamos de museos y que mejor que al Museo Pushkin en Moscu donde se está realizando en estos dias una interesante exposición donde la moda y el arte se fusionan; bajo la denominación de “Dior: bajo el signo del arte”. Repasa el trabajo de la casa parisina y la influencia del arte en la moda.


Detrás de una exposición hay mucho trabajo que a veces cuesta apreciar, pues según los organizadores este proyecto ha llevado tres años de trabajo y el resultado está aquí plasmado en esta exposición.


Todos los creadores que han pasado por la firma - el propio Christian Dior, Yves Saint Laurent, Marc Bohan, Gianfranco Ferré y John Galliano -, firman elaborados trajes de alta costura expuestos en el majestuoso interior del museo Pushkin, salpicado de rotundas columnas de mármol anaranjado. Hasta el 24 de julio distintas obras de arte del propio museo y otras pertenecientes a colecciones privadas firmadas por autores tan destacados como Matisse, Cézanne, Klimt, Gauguin o Helmut Newton cedidas ad hoc, se entremezclan con las exquisitas creaciones de Dior para revelar las motivaciones artísticas de la firma a lo largo de sus 64 años de historia.


La casa francesa demuestra así que es posible salir reforzado de una situación controvertida. (el despido de su creador John Galiano).Dior y Moscú se alían para brillar juntos. Además aprovechando la exposición la firma ha reformado su establecimiento en Moscu a cargo de Peter Marino que ha impregando a la tienda del espíritu de la central de Dior en la avenida Montaigne de Paris y ha preparado una reapertura por todo lo alto,( Por algo Rusia es un país donde las grandes marcas de moda tienen gran aceptación).


Según leemos en una descripción de la exposición:

La exposición se abre con una gran escalera, en cuyos laterales están dispuestas vitrinas de cristal y maniquíes con vestidos y sombreros en blanco y negro. Uno de ellos es del primer desfile de Dior en el año 1947 y el otro elaborado medio siglo más tarde. En el centro se erige el bolso “Lady Dior”. Todo queda coronado por la composición del logotipo de Dior en luces de neón. Pasando por debajo de él, se accede a la sala Blanca, la principal.


Ahora el espectador queda sumido en la penumbra. En esta sala se encuentra la parte principal de la exposición bajo el título “El vals del tiempo”. Aquí la comisaria de la exposición, Florence Müller, ha incluido los objetos que reflejan las épocas históricas y las fuentes de inspiración claves para Dior. Una de estas fuentes era el jardín de la madre del diseñador en Grandville. En la exposición, los cuadros “Yabloniya 2”, de Gustav Klimt, “El jardín público”, de Vincent van Gogh y “Verano en Normandía”, de Pierre Bonnard, rememoran la infancia del diseñador.


Los “Bailes” siguen a los jardines. Aquí la esponjosidad, el juego y la ligereza de las toilettes de las damas se destacan con arañas de cristal y las sombras de los smokings de los maniquíes masculinos.


No es difícil adivinar también los clichés de la cultura del siglo XVIII, gracias a los cuales en las creaciones de Dior aparecieron vestidos con formas abombadas y cinturas estrechas… y la “belle époque” en el extranjero en los siglos XIX-XX, encarnada, por ejemplo, por un vestido de John Galliano. Los vestidos representados en la exposición raramente dejarán lugar a dudas acerca de que la moda también es arte.


Otro ejemplo es el abrigo con bordados de la colección primavera 2007, pintado a mano y representativo del famoso gravado del artista japonés Katsushika Hokusai “La gran ola en Kanagawa”, de la serie “Treinta y seis vistas del monte Fuji”. Pero Dior se inspiró no sólo en épocas históricas y recuerdos de la infancia, sino también en culturas de distintos países, como por ejemplo, España. No menos importante son los zapatos de Dior y sus famosos perfumes.

La exposición “Dior: bajo el signo del arte” se podrá visitar hasta el 24 de julio. No dejeis de visitar la impresionante pagina web de la misma donde se puede hacer una visita virtual.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter