Daños Colaterales



Somos conscientes de que nunca llueve a gusto de todos, y de que lo que para unos es positivo le repercute negativamente a otros. Por otro lado casi todos somos comprensivos y nos creemos objetivos hasta que las cosas nos tocan “de cerca”
, Todo esto lo decimos porque hoy vamos a tratar un tema polémico, que esperamos no nos granjee demasiadas enemistades, como es el de los daños colaterales.

Cada uno de nosotros se nutre de información y recurre a los medios que cree mas fiables o a los que mejor sintonizan con su forma de pensar, y aunque siempre nos aconsejan leer y escuchar varias fuentes de noticias de diferentes tendencias antes de formarnos una opinión, lo cierto es que a veces algunas nos pueden parecer un poco o un mucho, dependiendo del medio, tendenciosas y al final nos quedamos con los que nos ofrecen la noticia y su opinión de una forma mas acorde con nuestra línea de pensamiento.


Todo esto viene a cuento por las diferencias en la información y comentarios que se están ofreciendo estos últimos días en referencia a los movimientos ciudadanos que se han producido la pasada semana en las más importantes plazas de nuestro país.

Mientras algunos medios se muestran completamente a favor, otros no demasiado afines a ellos las critican de forma negativa y entre sus argumentos figura (y por ello traemos el tema hasta nuestro blog) los efectos negativos que están produciendo en el retail ubicado en los lugares en que se están desarrollando, así encontramos noticias como esta del diario El Mundo en la que se dice: “Tras varios días de acampadas la gente que trabaja en Sol y alrededores empieza a estar "hasta el moño" de la situación.”, y nos cuenta entre otras cosas:

Lo que piensan los 'indignados' está claro. Pero, ¿qué piensan los vecinos y los comerciantes de la zona? La mayoría asegura estar "hasta el moño" y los que no quieren opinar abiertamente, lo dicen con sus caras. Callan y otorgan.



"Estoy de acuerdo en que se manifiesten, pero que no jodan a los demás", cuenta totalmente molesto Juan, el encargado de una librería cercana a la Puerta del Sol. "Que no hablen de libertad cuando nos están privando de la nuestra", añade. "La calle es para pasear, no para cortar el paso a la gente", puntualiza.

El malestar de los comerciantes de la zona ha empezado a incrementarse en la quinta jornada de concentraciones y acampadas. La mejora en la organización del movimiento ha llevado a dividir las asambleas por grupos de trabajo y por temática. Se reúnen a determinadas horas del día en calles aledañas a Sol. ¿El resultado? Concentraciones masivas de gente que cortan el paso a los locales.



María trabaja en una zapatería de la calle Arenal y opina como Juan. "Este no es el lugar para esto". "Me parece bien y tienen derecho pero... ¡me tapan la tienda!", explica. Reconoce que estos días tienen mucha menos clientela. "La gente no sabe si venir a comprar o no por lo que ven en los telediarios. De hecho, mi hija iba a salir esta tarde de compras y le he dicho que no viniera por aquí".

Las joyerías también lo sufren. "No sabes cómo se nota al hacer caja estos días", cuenta el dueño de un establecimiento también en la calle Arenal. "Como padre lo veo bien, es lógico que nuestros hijos luchen por su futuro, pero como comerciante, si esto dura hasta el domingo vale, pero si esto mismo pasa el lunes, el martes, el miércoles... ¡ya veremos!", exclama.



"Este no es el lugar. En la Complutense hay dos campos de rugby cojonudos", añade el joyero. Admite que el 15M es un movimiento con "muy buena intención" pero con poco fundamento, "propio de gente joven con muchos sentimientos e ideales pero poca experiencia en la vida".

El sector de la hostelería, se une a la queja. "Nos están haciendo la puñeta", reconoce un camarero de una bar pegado a Sol. "¡Esto está afectando a todos los negocios!", comenta. Muchos clientes que pasan por el establecimiento preguntan que si se están forrando con tanta gente y la respuesta es rotunda: "Dar vasos de agua y dejar que la gente entre al baño, no da dinero que yo sepa".



Según cálculos de la Confederación de Comercio de Madrid (COCEM), los establecimientos comerciales de la zona centro de Madrid sufrieron pérdidas del 70% este viernes, y de entre un 30 y 40% en los últimos días, como consecuencia de la acampada, informa Europa Press. Muchos de las tiendas de la zona no abrirán este domingo a pesar de encontrarse en una zona de gran afluencia turística con libertad para abrir todos los días festivos.

Todo esto nos parece lógico y tienen razones para quejarse los comerciantes, pero tampoco se nos tiene que olvidar que cuando un negocio (como ocurrirá con la futura Apple Store) se instala en un lugar tan señalado como es la Puerta del Sol ya sabe la repercusión (tanto positiva como negativa) que para su negocio puede suponer esa ubicación, y por eso la elige. Sabe que le va a suponer mucha visibilidad dentro de la ciudad, lo que el alto transito de ciudadanos puede suponer para su negocio, pero también que tendrá que convivir con los múltiples acontecimientos que sucedan en ella, y no todos podrán ser beneficiosos para el negocio, y no lo decimos solo por el movimiento comentado, sino por los otros muchos que tanto allí como en otros lugares acontecen, pues Madrid en general y la puerta del Sol en particular son el epicentro de muchos que buscan la mayor repercusión posible. Y esto tiene ciertas ventajas, pero también tiene inconvenientes.



Recordemos además que estos sucesos no son algo nuevo ni exclusivo de nuestro país, muchos acontecimientos históricos se han producido en las mas importantes plazas de cada país y por tanto no puede pillar de sorpresa a ninguna empresa ni negocio. Así lo podemos ver reflejado incluso en el blog Memorias de Madrid, patrocinado por el propio Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y el Ayuntamiento de Madrid a través de su Área de Gobierno de las Artes. En él también se dice:

La puerta del sol de Madrid como escenario, es el lugar de encuentro de los madrileños, de celebraciones de fiestas … Espacio para la reivindicación y la lucha política, la puerta del sol ha sido a lo largo de su historia escenario de los más variados acontecimientos.



Cambiando de tema, ¿Os habéis fijado lo "a juego" que va a quedar la nueva salida del metro de Sol con la próxima tienda de Apple que abrirá sus puertas enfrente?

Las imágenes que ilustran esta entrada pertenecen a una instalación temporal realizada por 42 Arquitects una instalación a base de tubo espiral negro para la cadena de tiendas británica Top Shop, de gran desarrollo fuera de España donde es un gran rival para MANGO o el grupo INDITEX. En España disponen (que nosotros sepamos hasta el momento) de tan sólo 4 tiendas, 1 en el centro de Barcelona y 3 en Madrid, dos en centros comerciales (Xanadu y Tres Aguas), y una tercera en el centro de Madrid, más concretamente en la puerta del Sol esquina con la calle Carretas, donde el viernes pasado vimos personalmente como el personal de la misma tenía que luchar para mantener la calma de clientes y personas que se refugiaban del tumulto sin intención de comprar, y habían tenido que filtrar el acceso a la primera planta para tenerlo todo más controlado.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter