Prioridades



Después de unos dias sin actividad en el blog, mas por motivos laborales que por ocio, volvemos con un tema que nos planteamos todos en algún momento, tanto en la vida diaria como en la profesional , se trata de las prioridades, saber distinguir entre lo importante y lo urgente.


Todos aquellos que tienen una empresa o negocio saben que cuando un cliente se decide a adquirir algo, ya sea un producto o servicio, independientemente del tiempo que haya tardado en decidirse lo quiere “para ayer”. Y es que nos hemos acostumbrado a la inmediatez, y ya no nos vale el esperar para obtener algo.


Desde que Internet y el correo electrónico, los teléfonos móviles y sus mensajes o llamadas, los hipermercados y sus entregas a domicilio , etc. nos han cambiado la vida lo de esperar ya no nos gusta. Solo lo admitimos para objetos muy codiciados o exclusivos como en el caso del bolso Virkin de Hermes con un plazo de entrega de mas de un año, u otros objetos (cada vez menos) que entendemos necesitan un tiempo de fabricación como es el caso del mobiliario donde el tiempo de espera suele rondar las 4 semanas.

Esto ultimo ha propiciado que empresas que ofrecen sus productos de mobiliario inmediatamente como es el caso de Ikea o Panel y Perfil tengan éxito. Y si la compra on line de cualquier producto fuese en el acto como ocurre con la música por ejemplo, el éxito seria aun mas arrollador de este tipo de venta.


Todo esto surge a raíz de algún caso reciente que nos ha ocurrido a nosotros a nivel profesional. Pese a que realizamos un trabajo prácticamente a medida de cada cliente y en un plazo de tiempo relativamente corto, - la media podríamos establecerla en 2 a 3 semanas para un anteproyecto básico-, con lo que el cliente no espera creemos demasiado tiempo, la mayoría lo quieren “para ya”. Esto nos provoca en ocasiones, y así ha sido estas ultimas semanas, “cuellos de botella” en los que no nos ha quedado mas remedio que rechazar algún encargo (con lo que ello significa en los tiempos que corren) cuando no nos era posible realizarlo para la fecha concreta que quería el cliente.

Algunos valoran de forma positiva el que seas sincero y les digas que no es posible para esa fecha y les ofrezcas otra opción, pero otros no se resignan e insisten y presionan bajo amenaza de recurrir a otros profesionales que les den lo que quieren cuando lo quieren.


Por eso nos planteamos esta reflexión que es la que da origen al post: ¿Es realmente lo urgente lo más importante?

Es imprescindible planificar y llevar una agenda diaria si queremos encontrar el equilibrio entre lo que es prioritario para uno mismo y lo que requiere inmediatez.
Según un articulo que hemos leído en el blog “Coaching para vivir mejor”:

Para tomar decisiones acertadas sobre el uso de tu tiempo es necesario que distingas entre lo importante y lo urgente, de tal forma que:

-Lo importante y urgente: ¡Hazlo ya!
-Lo importante pero no urgente: ¡Aplázalo!
-Lo urgente y no importante: ¡Delégalo!
-Lo que no es ni urgente ni importante: ¡Descártalo!


Lo urgente requiere nuestra atención inmediata, reclama nuestra acción ¡AHORA!, por ello nos presiona. Las tareas que tildamos de urgentes suelen ser muy frecuentes y con frecuencia carecen de importancia real para nosotros, más bien suelen complacer a otros. Las personas orientadas a lo urgente son personas orientadas a los problemas, son administradoras de crisis, lo que les consume y agota la energía.

Lo importante se orienta a los resultados, son actividades que fortalecen nuestros valores y aportan algo a nuestra misión, ayudándonos a realizar avances hacia nuestras metas. Estas tareas con frecuencia las eludimos por no ser urgentes. Las personas orientadas hacia lo importante son personas que detectan las oportunidades y que piensan preventivamente. Las personas que confunden lo importante con lo urgente, piensan que todo lo urgente es importante y normalmente se basan en prioridades y expectativas ajenas, quizás porque no se han parado a detectar las suyas propias. Las personas que no atienden ni a lo importante ni a lo urgente pierden el tiempo con actividades triviales y cómodas, y se caracterizan por falta de responsabilidad.


Para distinguir lo que es importante de lo urgente basta con que te traces tu propio mapa personal, atendiendo a ciertas cuestiones, en las que tu coach puede ayudarte a reflexionar: ¿Qué quieres haber logrado en un año? ¿Y en los próximos noventa días? ¿Y en un mes? ¿y la próxima semana? ¿cómo sería tu día ideal? ¿dónde te ves dentro de cinco años? ¿y de diez? Contestar a todas estas preguntas es de gran utilidad para fijarse metas y determinar los objetivos que nos acercarán a ellas.

Para muchas personas de nuestro entorno el tiempo que empleamos en hacer este blog es un tiempo perdido que podríamos dedicar a trabajos mejor remunerados, pero para nosotros se ha convertido en algo importante que nos hace mantenernos al día en este mundo cambiante en el que vivimos, y por otro lado también creemos que es una importante herramienta de futuro para nuestra empresa, como nos lo demuestran algunos contactos y trabajos surgidos a través de él.


Es por ello que la presencia en Internet y en las redes sociales, crearse una reputación en ellos, etc. nos parece que aunque supongan un trabajo añadido y a veces las urgencias no perdonen, hay que intentar sacar el tiempo de donde no lo hay y dedicárselo, porque pueden no ser lo mas urgente ahora, pero si pueden ser importantes para el futuro.

Las imaagenes que ilustran esta entrada son de la tienda de muebles de Cocina que tiene la Firma Bulthaup en Milan diseñado por John Pawson.

3 comentarios:

  1. Interesante post, como casi todos los que hacéis.
    Totalmente de acuerdo con la reflexión, aunque dentro del torbellino en el que vivimos no siempre es fácil distinguir lo urgente de lo importante...aunque merece la pena pararse un poco a pensar nuestras prioridades y lo que realmente nos aporta algo, tomo nota. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Supongo que de cara al negocio trazar uno de esos mapas de prioridades debe de ser más frecuente que en el día a día común. Sin embargo trazar esas lineas de lo importante y lo urgente y saber qué hacer con ello ya es difícil precisamente por los puntos de vista de cada quién, ya que hay mucho de querer verlo todo como urgente e importante y hacerlo todo. Supongo que somos una sociedad a la que le cuesta mucho distinguir ese tipo de términos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. io, luz de mercurio,
    es lo que pretendemos con el post, invitamos a que cada uno intente hacer un alto en esa voragine que nos envuelve y reflexiones sobre sus prioridades e importancias, cada uno las suyas, no las impuestas.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter