Hotel Only You - Madrid




La pasada semana fuimos invitados por la empresa Réplica, encargada de la comunicación y relaciones con los medios del Hotel Only You, a la presentación oficial de este nuevo establecimiento hotelero de Madrid.



Se trata como decimos de un nuevo hotel situado en la céntrica calle de Barquillo que cuenta con el atractivo de ubicarse en un recuperado edificio histórico del siglo XIX que en sus orígenes fue propiedad de los Marqueses de Alhama, título creado por la Reina Isabel II en 1865, y que hasta hace unos años estaba medio abandonado y a punto de declararse en ruina. Esto nos gusta especialmente porque así se recupera patrimonio de la ciudad que de otra forma se perdería, además, tenemos que darles la enhorabuena pues según nos pareció, y así nos comentaron, han sido muy respetuosos en la rehabilitación de todo aquello que quedaba y podía recuperarse.



La rehabilitación ha corrido a cargo del estudio B76 y nos contaba Carlos Hernández-Castillo su arquitecto (y damos fe de ello por algunos proyectos nuestros y de otros profesionales con los que tenemos contacto), los muchos escollos que han tenido que salvar debido a las exigencias que el ayuntamiento de Madrid pide para la recuperación de un espacio como este que goza de la máxima protección; cuando la realidad es que muchas veces se encuentran en estado de semirruina y lo que se pretende es hacer es el mejor trabajo posible, pero en lugar de encontrar facilidades todo son trabas y burocracia que dificultan el trabajo.



Como comentábamos en la entrada “Re-habitar o el comercio como salvador del comercio histórico” la opinión publica pide a las empresas privadas que se preocupen en recuperar el patrimonio histórico, y muchas están por la labor de hacerlo, a pesar de que no es barato ni fácil, pero si encima de que los organismo públicos no lo hacen por falta de fondos se dedican ponerles dificultades las empresas que podrían hacerlo prefieren dedicar el esfuerzo y dinero a otra cosas.



El proyecto y la puesta en marcha de este hotel según la empresa propietaria del mismo (Palladium Hotel Group) ha ascendido a 20 millones de Euros y se empezó a gestar en el año 2008 cuando se adquirió el edificio después de estudiar varios disponibles, todos ellos muy céntricos pues querían que el concepto de hotel fuera el ahora tan de moda boutique, y antes de la quiebra de Leman Brothers, y si se hubiera retrasado un poco más quizá no se hubiera llevado a cabo. Según nos comentaron valoraron el edificio por su valor arquitectónico, sus dimensiones, situación y la disposición de los patios.



Juan Serra, director general de Ayre Hoteles la marca urbana del grupo Palladium, nos explicó que el hotel se ha concebido como un espacio para el disfrute del ciudadano y no solo de quien se aloje en él, cercano, de ahí que la recepción quede en un segundo plano y que la planta baja se plantee como un gran espacio público formado por espacios más pequeños, diferentes y peculiares, y donde los patios generan un juego de espacios abiertos que pertenecen a la calle. Se trata pues de una sorprendente combinación de hotel boutique y la tendencia actual de establecimientos lifestyle.



La propiedad encargo el proyecto al estudio B76, que ya ha realizado gran parte de sus hoteles, pero para el interiorismo decidieron contar con el interiorista del momento, Lázaro Rosa Violan, del que no dejamos de mostrar sus últimas obras en este blog, desde tiendas a restaurantes, ya que parece que todo lo que toca tiene éxito.



Ya desde el exterior se percibe como algo diferente, gracias a los dos grandes jarrones chinos que sobre unos soportes a los lados de la puerta dan la bienvenida al hotel y en su lado izquierdo a la fachada de una antigua librería que ocupaba este bajo y que ahora deja ver el Cocktaik- Bar. Este es un elegante espacio revestido de cuarterones de madera, algunos de ellos a modos de hornacinas con retroiluminación led en la parte interior del cuarterón, chimenea, y como no, las características grandes lámparas que plagan las obras de este diseñador. El lado derecho de la fachada se ha integrado con el edificio dando visibilidad a un salón en azul oscuro y blanco con diferentes ambientes de sillones y asientos que en un momento puede ser desmontado para realizar un evento o presentación.



Tras esos dos primeros ambientes encontramos el primer patio, que da acceso a la recepción, y en un futuro será el salón de espera del hotel.(En la actualidad se emplea como restaurante hasta la terminación del segundo patio) Tras él un pasillo- galería de espejos que da paso al segundo patio, provisional en estos momentos y donde se celebró la presentación, que posteriormente albergara un futuro y espectacular comedor, como se puede ver en las fotografías de la vista en 3D que acompañan esta entrada y donde se aprecian unas vitrinas chinescas de impresionante altura.



Volviendo a la recepción, es uno de los puntos más característicos del hotel donde llaman la atención el mural de maletas tras su mostrador (nos ha evocado las puertas de la trasera de caja de la tienda de Stradivarius, obra del mismo diseñador, que os mostramos hace unos dias) y el mural de azulejos pintado a mano cuyo dibujo se extiende al exterior de los ascensores, que pasan desapercibidos hasta que estos se abren y dejan ver su interior dorado. En el lado de la izquierda de la recepción se aloja la caja de escalera original del edificio que ha sido restaurada y entelada la parte superior al friso con una tradicional “tela de lenguas” mallorquina azul que trae un ambiente mediterráneo al hotel, otro de los objetivos del hotel según sus diseñadores.



Tras la presentación pudimos visitar algunas de las 70 habitaciones de tres tipos con que cuenta el hotel: 44 Deluxe, 19 Premium y 7 Junior Suites. Todas ellas se han tratado con el mismo lenguaje, cabecero en piel y ante azul con tachuelas doradas decorativas, armarios con puertas mallorquinas y luz interior, moqueta en azul y mostaza con grandes motivos geométricos y puertas de cristal de grandes dimensiones con planos de Madrid antiguo que ocultan el acceso al cuarto de baño.



Las habitaciones quizá un poco pequeñas para lo que cabría esperar en un hotel de esta categoría, pero suponemos que la arquitectura del edifico o el negocio han condicionado su tamaño; aun así algunas de las habitaciones de más alta clasificación disponen incluso de sus propias terrazas con suelo antideslizante pintado a mano con dibujos geométricos también en color azul y puede que próximamente también yacuzzi.



Nosotros tuvimos la suerte de coincidir con el arquitecto que muy amablemente nos subió hasta la cubierta del edificio para mostrarnos el recubrimiento que techa los patios, un material plástico casi transparente tensado perimetralmente que lleva una burbuja de aire en su interior resultado a la vez luminoso, ligero y transitable si fuera necesario por algún operario. Ya de paso pudimos admirar la ciudad desde otra perspectiva y comprobar que desde las alturas se puede ver otro Madrid también muy interesante.



Según comento también el representante de la empresa hotelera, éste establecimiento es el primero de estas características dentro del grupo pero parece que no el único ya que, aunque aquí en España aquí no caben más de dos o tres en las mas importantes ciudades, si se plantean continuar la esta línea de negocio en otras capitales europeas, NY o Miami.





2 comentarios:

  1. Cuando el lujo es ser coherente con el pasado y la elegancia respetar los espacios llenos de historia. Me encanta la decoración, el estilo, el diseño y como siempre... vuestro post.

    Gracias una vez más por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. RDOMINGUEZ

      El resultado es muy agradable porque, como ellos mismos dicen, es un lujo practico, apartado de la opulencia, en el que hay una mezcla muy ecléctica de piezas, todas ellas actuales no son antigüedades, pero que encajan muy bien en un edificio de época restaurado y en el que se ha conservado lo poco que quedaba y se ha podido.

      Nosotros pensamos que el resultado es muy bueno, gustara mas o menos, pero no creemos que desagrade a nadie.

      Gracias y un saludo,

      Eliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter