Interiorismo como Impulsor de Ventas




Hace unos días mantuvimos una animada conversación con un posible cliente sobre su negocio y el mundo del retail en general. En un momento dado, hablando de su sector en concreto y del momento por el que atraviesa el mercado en general, nos comentó un poco sorprendido lo mucho que le parecía que sabíamos sobre todo ello, cuando “pensaba que vuestro trabajo era solo poner la tienda atractiva como reclamo para la venta”.



Le explicamos que llevamos más de 20 años de experiencia en el sector, que nuestra inquietud por conocer y aprender más cosas y nuestra profesión nos ha llevado a tener un conocimiento bastante amplio en muchas facetas de los diversos sectores. Además, que parte de esos conocimientos y otras ideas, opiniones, etc. las volcamos en un blog y que la redacción de éste a su vez nos había llevado a investigar y conocer muchos negocios, datos, opiniones de grandes profesionales, y mantenernos al día de las tendencias del momento, por lo que, sin menospreciar a nadie, creemos conocer este sector a veces mejor que algunos profesionales que se dedican a asesorar negocios, siendo incluso más pragmáticos en muchos casos  para distinguir en qué es mejor invertir el dinero del posible cliente para que éste obtenga más rendimiento y qué es más superfluo y prescindible o se puede llevar a cabo con posterioridad.



Lo cierto es que si hace años lo importante era, y lo sigue siendo, el producto como factor de venta, hoy en día tan importante como él es el espacio donde se vende. Como ya hemos dicho en varias ocasiones, el espacio trasmite los valores de la marca, realza y da un valor añadido al producto, permite que el cliente lo pruebe y tenga una experiencia gratificante con el mismo. Naturalmente ese espacio tiene que ser acorde con el producto que se vende, el lujo no debe venderse en un espacio aséptico tipo nave tipo industrial (a no ser que se trate de restos, tipo outlet), por el contrario el low cost puede venderse tanto en ese tipo de espacios como en otros más elaborados e incluso con un punto sofisticados, que van a realzarlo y hacerlo parecer mejor de lo que es.

Parece que aunque han tardado los empresarios se han dado cuenta de ello y perciben que nuestro trabajo es clave para el posterior buen funcionamiento del negocio. Ya cualquier marca que tenga ambición de expandirse o de franquiciarse piensa primero además de en su producto, por supuesto, en su imagen y la del espacio donde se va a vender.



Tanto si se trata de nuevos negocios con su correspondiente apertura como si estos están ya abiertos, nosotros ponemos nuestros conocimientos y experiencia al servicio de nuestros clientes, les asesoramos y damos nuestras nuestra opinión, les indicamos que hacer y no hacer, como enfocar o reenfocar su negocio, y muchas otras recomendaciones que poco tienen que ver con el interiorismo y si más con el marketing y las nuevas tendencias comerciales. Dependiendo en muchos caos de lo abierto que este el cliente y la confianza que le despertemos así las llevara a la práctica.

En el tiempo que llevamos ejerciendo nuestra profesión nos hemos dado cuenta de la importancia de ganarse la confianza de los clientes para que estos nos confíen sus proyectos, si en el primero suelen mostrar alguna duda una vez vistos los resultados su confianza, por regla general, se vuelve plena, otorgándonos bastante libertad de decisión en los siguientes.



Como hemos comentado en alguna ocasión detrás de un buen proyecto, aparte de nuestro discutible talento y buen gusto, está el espíritu y la inquietud del emprendedor, que es el que tiene la idea o enfoque de negocio clara para llevarlo hacia el éxito, y nosotros somos parte de su catalizador para ello. (Detrás de un éxito comercial siempre hay una figura visionaria que es el que tiene claro el negocio).

Junto a nosotros, profesionalmente, hay también dos figuras complementarias importantes para que el negocio quede redondo:

El diseñador gráfico, encargado de la imagen gráfica del establecimiento y la marca, el packing y la cartelería, elementos todos ellos muy importantes, porque la comunicación se realiza a través de muchos elementos y todos ellos deben ser coherentes con el negocio y su imagen. La comunicación mediante cartelería, graficas, o pantallas leds, es imprescindible como transmisor de mensajes y publicidad.



El visual merchandising, (algunas veces llamados escaparatista), encargado de disponer y colocar el producto de forma atractiva para el público dentro del espacio y en los escaparates y añadiendo elementos de atrezzo temporales que los potencien. Una figura con la que debe contar la tienda varias veces al año (al menos 1 o 2 por temporada); las grandes empresas suelen elaborar una propuesta y ésta se envía en imágenes a las diferentes tiendas para que así se lleve a cabo en cada una de ellas según sus características.

Nosotros por nuestra parte nos adaptamos a lo que el cliente desea y necesita. En ocasiones la imagen gráfica ya existe y nosotros solo la adaptamos al espacio, otras la creamos para el cliente, igual que sugerimos la colocación del producto y el escaparate; no obstante el visual merchandisig debe estar en constante revisión y no solo en el momento de apertura.



A riesgo de parecer pretenciosos debemos decir que en la mayoría de nuestros proyectos que se han materializado, tanto de nueva realización como como de asesoramiento sobre negocios prexistentes, comparando los datos de datos de facturación anteriores con los posteriores sus propietarios nos han reconocido un aumento notable de las ventas después de la intervención y su consiguiente satisfacción por la más que posible amortización de la inversión y el incremento de benéficos.



Y es que no olvidemos que una tienda se abre principalmente como negocio para ganar dinero.

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a un proyecto de asesoramiento comercial que hemos realizado para la tienda multimarca MTS en Merida - Badajoz. Donde hay un mayoritario aprovechamiento de elementos disponibles e introduccion de nuevos elementos y color para consegir una imagen mas actual y comercial.

6 comentarios:

  1. El ineriorismo es sin duda un gran impulsor de ventas, enhorabuena por vuestras grandes labores que realizais en cada proyecto, haceis siempre un gran trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas gracias por tus comentarios Arturo, estas cosas nos alegran el dia ,

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, excelente artículo.
    Salud!

    ResponderEliminar
  4. Excelente contenido que ayudan a los inversionistas a entender el mundo tan amplio del #retail
    Salud!
    Romulo Galaviz

    ResponderEliminar
  5. Los renders son espectaculares. Gran artículo y muy buenas ilustraciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mario , los renders son nuestros y se agradece
      Un saludo

      Eliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter