Adiós 2013, Hola 2014




Parece que era bastante unánime el deseo de que acabara por fin 2013, un año que si bien quizá no ha sido tan malo para todos tampoco parece que haya sido bueno para casi nadie.


Desde luego en el aspecto comercial y retail no ha sido sino una continuación de lo que ya fue su antecesor: goteo de cierres de comercios, repliegue de muchas tiendas, pocas aperturas destacadas, proliferación del bajo coste, etc.



Como ya hemos dicho en varias ocasiones, estamos viviendo un cambio de ciclo, una época en la que se están redefiniendo muchas cosas y eso lleva su tiempo y conlleva sacrificios. No obstante tampoco queremos pecar de pesimistas y también hay algunas señales positivas, aunque escasas si hemos visto algunas aperturas y novedades por parte sobre todo de marcas internacionales que están llegando a nuestro país, por poner algún ejemplo Coach o Brooks Brothers aquí en nuestra ciudad, inversiones que nos hacen confiar en una futura recuperación.



Por otro lado, vemos también como las grandes firmas toman nuevas posiciones apostando por un menor número de tiendas, pero de mayor tamaño. Se repliegan varias tiendas próximas en una sola de más superficie, a modo de showroom, lo que permite al público conocer a fondo el producto y a la marca transmitir sus valores, después el cliente elegirá si comprar allí mismo o en la tienda on line como su sucursal más próxima al consumidor.



Y hablando del tamaño de las tiendas, siguen a buen ritmo las obras de la gran tienda de 12.000 m2 de Primark en la Gran Vía madrileña que tiene prevista su apertura para este año 2014 y será sin duda uno de sus grandes acontecimientos en el mundo del retail.



Está claro que el bajo costo va a seguir siendo una apuesta fuerte dentro del comercio. Si a la congelación de salarios y el paro unimos la subida de precios de algunos servicios de primera necesidad no hace falta ser muy listo para darse cuenta de que el dinero para gastar en otras cosas va a ser menos por lo que se intentara comprar aquello que se desea o necesita al mejor precio posible. Para ello habrá que agudizar el ingenio y echar mano del cada vez más en alza showrooming.



De esto se han dado rápidamente cuenta muchas marcas y raro es la que no cuenta ya con una tienda on line que refuerce sus tiendas físicas y en la que se ofrezcan además promociones exclusivas y cada vez más facilidades de compra, envío, recogida y cambios.



Síntomas no obstante de una pequeña recuperación del consumo es que este año las rebajas navideñas no se hayan adelantado tanto como en las pasadas, cuando excepto los dos grandes grupos del retail de nuestro país, Inditex y El Corte Ingles, todos las tenían ya puestas incluso días antes de Navidad, o que el sector de la restauración siga siendo el que más aperturas y novedades aporte.



Sobre esto último ya hemos hablado bastante a lo largo del año y la conclusión a la que llegamos es que si bien nos alegramos de que se valore cada vez más un buen interiorismo parece hay quienes piensan que solo con eso ya tienen el negocio hecho y que la calidad en la cocina queda para las estrellas Michelin y los Masterchefs.



Y si de interiorismo hablamos, aunque tímidamente todavía, empiezan a abrirse paso nuevas tendencias que sustituyan al omnipresente vintage. Entre ellas, y no solo en interiorismo, va tomando fuerza la apuesta por lo natural y artesano.



Hasta aquí nuestras ultimas impresiones del año, que no ha hecho sino confirmar aquello que ya decíamos a finales de 2012, y unos primeros apuntes de este nuevo año que, esperamos sea de verdad el del comienzo de la tan ansiada salida de la crisis.



Aprovechamos también esta primera entrada del nuevo año para desearos un muy feliz 2014!

Las imágenes que acompañan esta entrada corresponde a la tienda A Vida Portuguesa, un precioso ejemplo de cómo crear marca país con productos tradicionales del mismo, muchos de ellos fabricados artesanalmente, y ya de paso recuperar con ayuda de la moda vintage un espacio emblemático de la ciudad.

2 comentarios:

  1. Leo mucho que lo vintage está demasiado presente en los comercios, ¿pero realmente es así? Vivo en Alicante y vale que la moda de este 2013 ha sido abrir negocios con estilo vintage, retro o industrial, pero en esta ciudad hay muy pocos o mejor dicho ningún local con un estilo bien trabajado de lo comentado anteriormente. Aquí el estilo más parecido a lo vintage es el "made yourself" y repito que no hay ningún local que llame la atención. En Madrid con tanto negocio imagino que debe de haber un exceso de estos estilos reflejados en los comercios, o eso es lo que parece. Ahora... la cuestión más importante, viendo el panorama como esta ¿Que estilo pensáis que va a triunfar este 2014? Yo creo que lo vintage, retro, industrial con un toque de minimalismo va a seguir en alza, ya que aporta una sencillez y un toque cálido que al cliente hace sentirse como en casa y eso engancha.

    Un saludo y feliz 2014!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANDY
      Suponemos que la diferencia de tamaño de nuestras respectivas ciudades es lo que hace que por cantidad de comercios este mas presente ese estilo aquí que allí. De todas maneras aunque aquí contamos con muy buenos ejemplos realizados por excelentes profesionales de los que ya hemos hablado en el blog, también aquí es un estilo muy ligado al "made it yourself". El por que es sencillo, vivimos en un momento económico difícil y es mas fácil y económico hacerse con algunas piezas viejas y dejar los locales un poco "abandonados" que realizar obras completas con mobiliario a medida, y el resultado final depende de la sensibilidad del propietario.
      En cuanto al estilo que ira triunfando, nosotros también creemos y esperamos que el "vintage" puro y duro vaya dando paso a versiones mas depuradas y evolucionadas.

      Un saludo,

      Eliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter