La proliferación del Low Cost



La pasada semana veíamos en televisión una nueva entrega del programa comando actualidad que con bajo el título de “Gran ganga” mostraba el panorama de los negocios low cost a través de un abanico de empresarios que han apostado por este modelo de negocio. El archivo está colgado en la web de rtve

Hoy en día parece que si no vendes barato, si tu negocio no es low cost, no triunfas. Si analizamos aquellos establecimientos y marcas que más están creciendo, Lidl, Primark, IKEA, La Sureña, Marco Aldany, MaryPaz…., vemos que casi todas pertenecen a ese ámbito, y están surgiendo en todos los sectores de negocio.



De entre todo lo que se dice en el reportaje hay dos ideas que queremos destacar:

“La relación entre empresa consumidor ha cambiado. Nos tenemos que adaptar a la realidad del mercado. Al final los indicadores por los que se movía el consumidor se han invertido, el precio era una variable que antes de la crisis no era tan importante y ahora se ha colocado como la más importante, eso sí, sin olvidar otras como calidad y servicio”. (Frase pronunciada por el director de Markerting de Telepizza y aplicable a todos nosotros).



“En general no sabemos cómo nos afectan este tipo de promociones y nos afectan efectivamente. Este tipo de promociones van directas a la emoción. La palabra chollo apunta directamente a esa emoción, a saber que vamos a encontrar una cosa que va a ser para nosotros una posibilidad de ahorro, cuando en realidad no es así, porque muchas veces compramos algo que no necesitamos pensando que es un chollo. No estamos aplicando un proceso de razonamiento preguntándonos si eso que vamos a comprar lo necesitamos, la palabra chollo genera un impulso o un movimiento hacia la compra”. (Ana Escobar, psicóloga y experta en emociones y lenguaje).



El primer caso que se muestra en el reportaje es una empresa que se dedica a compra - venta o trueque de muebles, electrodomésticos y artículos del hogar de segunda mano, o restos de serie. Y lo que más impresiona es que detrás de cada artículo hay casi siempre una historia, muchos de estos artículos vienen de desahucios y embargos, sus dueños intentan sacar algo de lo poco que poseen, los muebles.

Corren tiempos duros y todo el mundo tienes su historia, a todos nos ha afectado en mayor o menor medida la crisis, hemos tenido que prescindir de cosas, ajustar gastos, buscarnos la vida para seguir adelante, en una palabra, reinventarnos.



El segundo negocio es una página web que ofrece ofertas, muestras gratuitas, trucos para ahorrar y vales de descuentos.

El tercero es parte del fenómeno Outlet, una de las áreas del negocio textil en plena expansión, a diferencia del resto que ha dejado de crecer en España.


Según nos cuentan para que este tipo de negocios funcionen deben tener unos parámetros básicos: estar en grandes ciudades, a no más de 45 minutos en coche del centro y en poblaciones de más de 200.000 habitantes. El resto: una gran nave, percheros y un punto de cobro. Es lo único que se necesita, pocos gastos – el truco son sobrantes de stock de las marcas que no han vendido ni siquiera en sus outlets, para un tipo de público al que no le importa la moda en exceso que solo se fija en la calidad de las marcas y el precio. Compras porque es barato.



En cuarto lugar nos muestran un bar a las afueras de Madrid. Donde ofrecen una tapa muy generosa gartis con cada consumición. Aquí se habla del principal factor económico de un negocio low cost: vender mucho con un margen menor para conseguir el beneficio deseado, frente al vender menos pero con más margen del negocio tradicional.

Pero incluso en este tipo de negocios tiene que haber una ética y nos ha gustado el comentario del propietario “en esta vida lo que no quieras para ti no lo quieras para nadie”.



El siguiente caso ya no es un pequeño negocio, sino la muestra de lo que una promoción puntual puede suponer para una gran cadena. Cuando Telepizza decide en un día determinado ofrecer 1 pizza a 1 euro las ventas suben a más de 2.000.000 de pizzas en 1 día. Promociones similares ofrecen cadenas de restauración como 100 Montaditos o La Sureña un día a la semana con 2 montaditos o 2 raciones al precio de 1.

En realidad se trata de acciones de marketing para fidelizar clientes, y es que como sabiamente dicen en McDonals “lo importante no es que vengas, es que vuelvas”.


Oportunidades de negocio pueden surgir en cualquier momento y circunstancia. Si hace unos días hablábamos en otra entrada de cómo las reiteradas subidas de la electricidad en pocos meses están haciendo cada vez más difícil la supervivencia de algunos negocios, una empresa ha visto en esto su oportunidad y ofrece consejos fáciles hacen reducir el recibo de la luz un 20 %.: cambiar las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo, poner baterías recargables durante la noche cuando la energía tiene más bajo coste, instalar de placas solares para aportar energía y ahorran costes… Esta empresa corre con los gastos de esas inversiones y los recupera al contratar la luz con ellos y proponiéndole al consumidor una tarifa plana durante un contrato de permanencia de 5 años.


El penúltimo lugar lo ocupa una empresa de ropa que vende toda su mercancía a 10 €, lo que hasta hace unos años eran tiendas de precio único que tuvieron su auge en diferentes momentos de la historia del retail en España.

En la actualidad tienen ya 41 franquicias en 7 años en España y creciendo. En la situación actual del país se valora cada euro que se gasta o se invierte. El secreto de este tipo de negocios esta en vender mucho. Lo barato se encuentra con cierta facilidad, pero lo bueno bonito y barato ya es más difícil.



No lo hemos dejado nosotros para el final, sino que así aparece en el reportaje: una empresa relacionada con el mundo de la decoración. Se trata de estudio decoración que se ha reinventado como estudio de bajo coste para seguir subsistiendo. Se llama Casa Sueca y se adaptan al presupuesto del que disponga el cliente para reformar su casa, sea este el que sea. Utilizan para ello casi en su totalidad piezas y elementos de “la tienda sueca que todos conocemos y que se caracteriza por un buen diseño a precios bajos” como ellas dicen.

Lo que nos deja claro el reportaje es que hoy en día una buena idea de modelo de negocio es encontrar un campo donde no exista el low cost y aplicarlo, aunque cada vez resulta más difícil porque ya existe en casi todos los sectores.



También el cliente de este tipo de establecimientos debe ser consciente de que “no siempre es oro todo lo que reluce”, que “nadie da duros a peseta” y que a veces “lo barato sale caro”.muy refranero nos ha quedado este final de la entrada. 

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a dos tiendas de la zapateria Tragey Neuls en Londres, la ultima de ella temporal, se caracterizan por realizar diferentes instalaciones temporales que van cambiando por temporada para exponer sus productos, el Low cost en decoración, aplicado al mundo del lujo

4 comentarios:

  1. Gran post y grandes ideas con el low cost! No siempre lo caro es lo mejor, buen trabajo y un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto con lo caro como con lo barato hay que tener siempre cuidado, unas veces porque como dices no siempre lo mas caro es lo mejor y otras porque al final lo barato puede salirnos caro.
      Cuando mejor funciona el tema de precios bajos es cuando no se trata de artículos baratos per se, sino cuando se trata de ofertas o rebajas "de toda la vida", es decir el mismo articulo que por acabarse la temporada o similares se rebaja de precio.

      Eliminar
  2. buenas ideas e imaginación pueden suplir y con mucha ventaja propuestas difíciles de asumir en estos inciertos días de crisis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la imaginación y las buenas ideas son muy importantes. Lo malo es que mucha gente no se da cuenta de que eso también hay que pagarlo, que "pensar" no es gratis, y que las buenas ideas no vienen solas, se necesita trabajo y esfuerzo para "parirlas" y como todo trabajo tiene que ser remunerado.

      Eliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter