Bonnet a Pompon




Ya hemos comentado como, a pesar de estos años de crisis, no dejan de surgir nuevos emprendedores que apuestan por sacar adelante sus proyectos. Algunos son jóvenes que ante la falta de perspectiva laboral se deciden a emprender, otros son profesionales con años de experiencia que o bien se han quedado en paro y optan por esa salida, o bien deciden que tras largos años dedicándose a otras empresas la crisis puede ser también un momento de oportunidades.



Muchos de estos últimos, y dada su experiencia y bagaje, suelen tener más claro qué hacer y cómo hacerlo: no siguen el modelo establecido, valoran la calidad y el buen hacer, y saben el valor añadido que esto da a sus productos, incluso en el tema de donde producen sus artículos.

Como decíamos ya en 2012 en la entrada “Nuevos emprendedores”, en la que mostrábamos un caso parecido al de hoy aunque a menor escala, parece que el modelo de negocio que primaba hasta hace unos años de hacer mucho dinero y rápidamente va cambiando y ahora los negocios empiezan a hacerse como antaño, también se pretende crecer y ganar dinero por supuesto, no hay que olvidar que es un negocio, pero vuelve a hacerse poco a poco y con una gran dedicación de tiempo y esfuerzo por parte del emprendedor; y así vemos como algunos están prosperando.


Uno de estos caso es, como decíamos, el que os traemos hoy, la española Bonnet à Pompon. La enseña, especializada en moda infantil, acaba de abrir en diciembre su primer flagship store en Madrid, que se suma al otro punto de venta propio que ya tiene en España además de un córner en el Corte Ingles de Castellana y otro punto fuera de nuestras fronteras, nada menos que en Beirut (Líbano).

Bonnet à Pompon inició su andadura en el sector en 2009, cuando Alejandra Sánchez-Ramade decidió fundar su propia enseña de moda infantil tras haber trabajado durante más de quince años en empresas de la industria de la moda.



A pesar de su corta trayectoria Bonnet a Pompon se ha convertido en todo un referente en moda de punto para niños en España. Sus prendas se caracterizan por su estilo artesanal que conservan la esencia del tricotado a mano. Prendas de calidad, de diseños sencillos y cuidados y en colores sutiles y delicados, con tonos empolvados, inspiradas en la naturaleza, más concretamente de La Provenza francesa.



Y precisamente ese estilo cálido, campestre y acogedor, como de campiña francesa, es el elegido también para la imagen de sus tiendas. Colores suaves, claros y luminosos. Mucha madera con sabor a otro tiempo y algunos detalles originales, como las lámparas que cuelgan del techo o las cabecitas de animales en alambre que rematan sus maniquíes y que son marca de la casa. Detalles únicos que marcan la diferencia.



Lo cierto es que desconocíamos todo esto que os hemos contado cuando pasamos por delante de su tienda de la Calle Lagasca 88 al lado de la emblemática tienda de Giorgio Armani. Nos sorprendió, un espacio tan grande (220 m2) y tan bien decorado en la línea ecléctica “de moda”. Ya por las lámparas especulamos que pudiera estar firmada por el interiorista de moda, Lazaro Rosa Violan, lo que posteriormente ratificamos por una entrada en la web del interiorista, en la que han desaparecido los renders iniciales, un poco diferentes del resultado final.


La verdad es que nos gusta su estilo y nos alegramos del éxito de un colega desde luego, pero seguimos diciendo que de prodigarse de esta forma (parece que todo lo que se abre en nuestra ciudad esta firmado por el) puede ocurrir lo que plateábamos en nuestra entrada “De excepcional a vulgar”, que al final muchos de estos establecimientos se parecen sobremanera y sus propietarios pasar de tener un establecimiento singular a ser uno más.

Lo siguiente fue investigar quienes eran y enterarnos de su historia. Como no encontramos imágenes en la red nos atrevimos a pedírselas a la empresa, y tras dos semanas de nerviosa espera por si se habían olvidado de nosotros nos las han mandado, cosa que les agradecemos, y os las ofrecemos.


La verdad es que acostumbrados ya al sombrío panorama diario da gusto encontrarse con emprendedores en los que se percibe la ilusión y el empeño con el que han creado y desarrollado su marca. Saber que detrás de cada uno de ellos y de cada detalle hay una historia única. Creemos que transmiten una positividad y una energía de la que estamos muy necesitados en estos tiempos y les deseamos la mejor de las suertes a todos ellos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter