CHÖCK - THE CHOCOLATE KITCHEN



Cada año por estas fechas veníamos ofreciéndos un resumen de las aperturas más interesantes del panorama comercial de nuestra ciudad, pero últimamente cada temporada parece que tenemos menos cosas que reseñar, las grandes firmas han ralentizado casi por completo su expansión, y solo algunas reaperturas son dignas comentar, como la del flagship de Stradivarius en la Gran Vía madrileña a la que dedicaremos una próxima entrada.



Las calles más comerciales de nuestra ciudad, Preciados, Gran Vía, Fuencarral, Serrano, Goya, no presentan grandes novedades a la espera de la tan ansiada recuperación económica, sólo en zonas más “alternativas”, comercialmente hablando, como Malasaña, Triball, Barquillo… se están abriendo algunos nuevos establecimientos, son iniciativas generalmente de emprendedores con ideas más innovadoras a los que en muchos casos la crisis ha llevado a tomar este camino.



En Barcelona, ciudad a la que según parece y nos dicen se notan más los efectos de la crisis que en Madrid, sigue el movimiento de marcas, reaperturas en nuevos espacios, etc. Lo más destacado, y parece una tendencia que se consolida, es el abandono por parte de las grandes firmas de la Av. Diagonal para situarse en Paseo de Gracia, que se convierte, si cabe aún más, en la avenida del lujo de la ciudad.



También en sus zonas comerciales “alternativas” se abren nuevos negocios y se ven ideas de algunos emprendedores con “ganas” y energía para seguir adelante, pero aquí sí que tenemos que resaltar una diferencia con respecto a Madrid, allí saben de la importancia del interiorismo y el diseño gráfico para el buen funcionamiento de un negocio. Allí no tienen reparos en acudir a profesionales para su ejecución, mientras que en Madrid manda más el “made yourself”: se coge un local, se pinta (preferentemente de blanco), se colocan algunos muebles y detalles de atrezzo – ahora, como no, de aspecto usado y viejo - y listo para abrir! Porque aquí todos tenemos mucho estilo y sabemos lo que está de moda y la gente quiere, y así pasa, que luego los resultados son variopintos dependiendo del gusto y la sensibilidad del propietario, y lo mismo ocurre con la marcha del negocio.



Por eso hoy os traemos un establecimiento en Barcelona que nos ha gustado, no sólo por su estética y originalidad, sino que por lo que nos ha parecido más destacable, la adaptación y mezcla de una instalación histórica modernista con un interiorismo funcional y actual, casi minimalista, de tal forma que todo queda integrado en un conjunto que a su vez ofrece un contraste que da una energía muy positiva al local.



Se trata de Chök - The chocolate kitchen, una nueva marca de chocolate que ha abierto recientemente su primera tienda, situada en pleno centro de Barcelona, junto a las Ramblas, concretamente en la Calle el Carme Nº 3.



El estar el local situado en un edificio histórico modernista protegido y ser su propio interior también de época ha obligado a adaptar el concepto a esta circunstancia, conservando muchos de los elementos existentes y sacando a la luz algunas partes vistosas de la construcción.



Una cuestión importante a la hora de desarrollar el interiorismo fue dejar la cocina abierta al público, ofreciendo la posibilidad de ver el proceso de preparación de algunos de sus productos, o participar en sus talleres.



El blanco es el absoluto protagonista del espacio y el que unifica estos dos ambientes en un principio tan dispares, además sobre él destacan estupendamente los deliciosos productos de Chök.
La distribución es diáfana y permite pasear entre los estantes y recipientes con los ingredientes de sus dulces. Entre sus productos destacan los chöks que le dan nombre: bombones, churros o patatas fritas cubiertas con chocolate.



Elementos fundamentales son los diferentes tipos de envases del producto, que armonizan con el espacio y el concepto escogidos.



Intsight se ha encargado de crear el concepto del espacio interior, y el estilismo de atrezzo y producto de una marca global ha sido desarrollado por espluga+associates.



Como se puede ver por las imágenes, parece un lugar único para disfrutar de una experiencia inigualable por parte de todos los chocolateros de la ciudad y sus muchos visitantes.

4 comentarios:

  1. increíble articulo, me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  2. Pues tendré que pasarme a conocerlo "pa la Mercè". Felicidades un espacio Catalán el 11 de septiembre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moises Max lo de la fecha ha sido casualidad, dedicamos muchas entradas a multiples negocios de esa ciudad, pues nos parece un referente en el mundo del retail.

      Si vas a conocer este espacio te recomendamos des un paseo por esa calle, donde todavia se pueden encontrar establecimientos historicos modernistas por ejemplo los Almacenes el Indio al que en su dia dedicamos una entrada.

      Un saludo y gracias por comentar

      Eliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter