Lujo Low Cost


La opulencia se generaliza, el lema es conocido, bueno bonito y barato “El objetivo es garantizar el acceso de bienes y servicios en otros tiempos reservados a las clases acomodadas a toda la sociedad".

Con la globalización ha nacido una inmensa masa de consumidores que piden productos exclusivos a precio que no son tanto. La tesis mantenida es que una proporción cada vez mayor de consumidores está dispuesta a pagar un plus de hasta 200% por determinados artículos prohibitivos, hasta entonces, para la clase media.

Es una tendencia que se denomina democratización del lujo, cuya consigna reza que casi todos podemos acceder a un capricho superfluo por el mero hecho de considerarlo gratificante. Ha surgido el cliente híbrido: la misma persona que busca en el supermercado sólo productos de promoción pero que, a la vez, es capaz de pagar cuatro euros por un café en Starbucks, gastarse 400 euros de una tacada en un bolso de Gucci o contratar los servicios de un shopper que le haga una limpia de armario en una tarde.

No existe más dinero ni tampoco más gasto, pero se consumen artículos y servicios que dan apariencia de riqueza por haber estado reservados durante mucho tiempo a las clases altas. Es el mercado del autopremio, Como en la evolución humana, ganan los que antes y mejor se adaptan a los cambios.. La clave ahora es o mucho más barato o mucho más caro de lo normal porque yo me lo merezco”. Ante la necesidad de ser competitivas y llegar a un público cada vez mayor sin arriesgar el estatus exclusivo de sus clientes de siempre, muchas de estas firmas diversifican sus productos y lanzan al mercado líneas más económicas. La serie 3 de BMW o la clase C de Mercedes Benz se consideran un claro ejemplo. Mientras tanto, las marcas consideradas populares sufren una fuerte presión para posicionarse. Temerosas de perder su atractivo ante el gran público compiten más con las firmas premium que entre ellas. Este sería el caso de Zara o H&M las cuales se dotan de un aspecto glamuroso a precios sostenibles emplazando sus locales, sin complejos, en las grandes avenidas comerciales, y muchas veces exclusivas, de las principales capitales de todo el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter